Desde que comenzó la pandemia de la COVID-19 se ha registrado en todo el mundo un total de 150.000 fallecimientos de sanitarios a causa del virus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recuerda a los gobiernos que los profesionales deben ser prioritarios en los protocolos de vacunación.

De hecho, el organismo también apunta que solo dos de cada cinco profesionales en el mundo han recibido la pauta completa de la vacuna.

«Los sanitarios deben ser prioritarios a la hora de recibir la vacuna»

Tedros Adhanom , director general de la OMS

Más dinero, más vacunas

Según la presidenta de la Asociación Médica MundialHeidi Stensmyren, «la pandemia ha evidenciado las carencias del sistema. Ha habido falta de material, de personal, y ahora ha empeorado con menor número. No hemos sido suficientemente resilientes. La salud no es un coste sino una inversión».

Tres cuartas partes de los países tienen problemas de suministros de vacunas, mientras que el resto tiene problemas para su administración.

Persona vacunando.
Vacunas, Europa Press©

Si nos movemos por continentes, por ejemplo, en África, la pauta completa de los sanitarios solo llega a uno de cada diez profesionales.

Sin embargo, si ponemos el foco sobre Europa, la situación es bien distinta. Más del 80 por ciento ha sido vacunado.

El director general de la OMS también subraya esta desigualdad entre países con respecto a la vacunación. Pero augura mejores tiempos:

«En los próximos meses habrá un gran número de dosis para poder garantizar que el 40 por ciento de la población mundial esté vacunada», asevera Adhanom.

Y nos recuerda el compromiso por parte de los países miembros del G20 a proporcionar 1.200 millones de vacunas, aunque insiste en que solo una pequeña parte se ha suministrado mediante Covax.

Por su parte, Annette Kennedy, presidenta del Consejo Internacional de Enfermeras (CIE), se muestra muy crítica con la gestión de la administración.

«Los gobiernos son incapaces de proteger a los sanitarios, quienes han sacrificado sus vidas por los demás», asegura Kennedy.

Asimismo, la presidenta del CIE se pregunta si las vidas de los sanitarios «significan tan poco» y recuerda que los gobiernos «tienen la obligación de cuidar y salvaguardar la vida de los profesionales. Son el recurso más valido que hay. El mundo sin ellos no está preparado para la pandemia».

Desde la OMS desean que los gobiernos tomen nota de este mensaje: deben proteger los profesionales porque «la fuerza de cada sistema sanitario es ellos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí