Desde el año 2007, el 18 de abril de 2022 (#18A) se celebra de manera oficial el Día Europeo de los Derechos del Paciente.

Hoy, lunes 18 de abril de 2022, no es un día cualquiera. En Europa celebramos el Día de los Derechos del Paciente. Una fecha muy destacada que sirve para reivindicar una mejor sanidad y que llega en un momento delicado debido a la pandemia producida por la covid-19.

¿Desde cuándo se celebra el #18A?

El origen de esta conmemoración se remonta al año 2002 cuando la organización denominada Active Citizenship Network elaboró una Carta de los Derechos de los Pacientes en la que establecía 14 derechos que debían tener todos los pacientes en Europa. Pero no fue hasta el año 2007 cuando el Parlamento Europeo declaró esta conmemoración de manera oficial.

El #18A nace con la intención de que exista una atención médica equitativa e igualitaria en toda Europa

Desde entonces, cada #18A, los ciudadanos y entidades europeas promueven la participación de la sociedad para visibilizar los problemas existentes en la sanidad de sus países o solicitar mejoras necesarias en la actualidad.

Marco legal sanitario

Esta fecha también sirve para recordar que existe unas normas comunes en materia sanitaria en Europa que deben seguir todos los sistemas de salud, incluido el de España. Entre los derechos que se reflejan en ese documento, podemos destacar: derecho a estar informado; derecho a la intimidad; derecho a la privacidad o derecho a acceder al historial clínico.

Una mujer tumbada en la cama de un hospital
Una mujer tumbada en la cama de un hospital. / © Andrea Piacquadio. Pexels

El principal problema sobre este ámbito al que nos estamos enfrentando en la actualidad es que no hay igualdad real, falta información y las leyes vigentes no se han adaptado a las nuevas realidades sanitarias. «No hay una equidad para acceder a los tratamientos por igual y falta llegar a una decisión compartida en la que el paciente cuente con toda la información», reclama Carina Escobar, presidenta de la Plataforma de Pacientes (POP).

Además, añade: «solemos tomar decisiones cuando la situación empeora, pero deberíamos tener un sistema más trasparente que nos ayude a cuidarnos, a ser dueños de nuestra vida, de nuestro cuerpo y saber lo que nos ofrece la cartera de servicios del SNS».

#18A: algunas reivindicaciones

Desde la POP, Escobar expone su opinión sobre la telemedicina y los pasos a seguir para lograr que estos avances sean efectivos e igualitarios: «ha sido una medida buena que ha permitido mantener la atención en momento tan complicado, pero no hay un marco legal que la acompañe».

«Necesitamos una ley que ayude a gestionar el modelo de telemedicina y la seguridad. Actualmente, no se protege al médico y al paciente en esta nueva situación»

Carina Escobar, presidenta de la POP

La presidenta de la POP también pone el foco en la importancia de seguir trabajando en la mejora de las competencias digitales en la sociedad española ya que todavía sigue vigente la realidad de la brecha digital. Esta situación, junto a los avances en la telemedicina, lleva a muchos pacientes a situaciones de vulnerabilidad.

Personas mayores pacientes

Por su parte, la Unión Democrática de Pensionistas y Jubilados de España (UDP), a través de un comunicado, pone énfasis en los pacientes que son personas mayores: «este colectivo somos sujetos con decisión de nuestra salud y de tantos otros temas que afectan a nuestro día a día».

«Que se dirijan directamente a la persona acompañante cuando la persona paciente es mayor, es edadismo»

Inmaculada Ruiz Martín, presidenta de UDP

Además, la presidenta de UDP recuerda: «tenemos derecho a la información sanitaria y queremos ser consultadas antes de tomar medidas que nos afectan directamente. En definitiva, tenemos derechos a ser pacientes formados e informados».

Por último, Ruiz apuesta por un modelo de atención centrado en las personasen vez de la telemedicina. Por ello, considera «crucial» invertir y dotar con más recursos al personas profesional de la salud. «Con estas medidas podremos salvar vidas y evitar el colapso del sistema sanitario», finaliza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí