2,4 millones de españoles no pueden acceder a Internet

0

Para poder navegar por la red, chatear en la web o consultar el correo electrónico es preciso un dispositivo de ordenador, móvil o Tablet con acceso a Internet.

Hablar de acceso a Internet es aludir a la conexión que un dispositivo establece con una web para navegar; es por ello por lo que se dice que solo quienes cuentan con un móvil, tableta u ordenador personal en casa tienen realmente acceso a Internet en su domicilio. Una ventaja tecnológica y de conectividad de la que 2,4 millones de personas en España no pueden beneficiarse todavía.

Muchas zonas de España sin cobertura alguna

¿Sabía que hay una relación directa entre el desarrollo de los países y regiones del mundo y su mayor o menor tasa de acceso a internet? Así lo han probado y constatado diversos estudios difundidos en los últimos años; una desigualdad que «socavará el desarrollo global en todos los ámbitos», tal y como advierten desde la asociación GSMA, entidad representante de la industria mundial de las comunicaciones móviles.

La entidad matiza, de hecho, q esta brecha digital «contribuirá a la pérdida de oportunidades para el crecimiento económico y negará a cientos de millones el acceso a educación en línea, servicios de salud, voz política y mucho, mucho más».

Se trata de un problema que afecta a quienes viven en las zonas rurales del país, principalmente, según los datos del último Informe de Banda Ancha fechado en 2021, publicado no hace mucho por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

El documento, elaborado en primera plana por ‘Eurona’, compañía especializada en servicios y soluciones de conectividad para zonas rurales y remotas, constata que 2,4 millones de quienes residen en las zonas rurales no disfrutan de un acceso a Internet de 100 megabits por segundo (Mbps), como mínimo, dispensado a través de redes fijas.

Millones de españoles viven en desconexión

Castilla y León encabeza la lista de comunidades autónomas del país que más sufren esta brecha digital, con un 30,4 por ciento de su población viviendo sin acceso a internet. Un pódium que completan Galicia, Asturias y Aragón, por cierto, con un 23, 22,5 y 22,3 por ciento, respectivamente, donde aquellos pueblos con 500 habitantes, o menos, han resultado ser los que más agudamente sienten esta ausencia de megas.

Los datos recogidos por ‘Eurona’ señalan que, si bien la brecha digital entre las diferentes regiones rurales y urbanas de España aún conserva elevados porcentajes, a finales del primer semestre de 2021 se había logrado reducir el índice diferencial de este grado de acceso a internet, con hasta 20 puntos menos; 68,1 por ciento de nivel de cobertura en el campo, para ser exactos, frente al 88,3 por ciento que tenía la ciudad.

El informe señala, asimismo, que la cobertura solo se había ampliado en cinco puntos a lo largo de este último año, pasando del 62,7 por ciento que en junio de 2020 se alcanzaba en el campo, a los 68,1 por ciento que reúne actualmente.

En cuanto a la cobertura 5G, la compañía detalla que el alcance de este tipo de conectividad en las zonas rurales ha aumentado drásticamente a lo largo del 2021, del 0 al 26,1 por ciento, para ser exactos.

¿Cuál es el problema?

Que, si bien estos datos hablan de reducción de la brecha digital, y reflejan un avance significativo en la penetración de la cobertura en las zonas rurales del país, aún falta mucho para poder hablar apropiadamente de los objetivos marcados por la Unión Europea en conectividad digital, tal y como destaca Eurona, siendo este un propósito que busca garantizar la cobertura del 100 por ciento en materia del 100 Mbps, extendiéndolo a toda la población para 2025 y en cualquier parte del país.

Una campaña de expansión del acceso a Internet por toda España que contempla la viabilidad e inmediatez de tecnologías como el satélite, aliado perfecto para llevar la conexión de banda ancha a cualquier lugar.

Después de todo, y tal y como ha expresado Fernando Ojeda, consejero delegado de Eurona, «todavía queda mucho trabajo por hacer para dotar a las zonas rurales de la conexión digital de calidad que demandan», refiriéndose a los reclamos de accesibilidad conectiva de la UE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí