La accesibilidad braille alcanza Alicante ya que el Ayuntamiento ha instalado y adaptado, también en braille, un centenar de nuevos contenedores de reciclaje.

Alicante ya cuenta con la accesibilidad braille entre sus aliados para favorecer la adaptación de las personas con discapacidad, gracias a un centenar de contenedores adaptados de recogida selectiva de residuos que ha desplegado el Ayuntamiento por toda la ciudad, a través de los cuales recoger y volver a darle uso a los envases y a los plásticos.

Ni los contenedores de reciclaje se resisten a la accesibilidad urbana

Amarillos y con tapas más pequeñas en la cubierta, el centenar de nuevos dispositivos accesibles en braille no sólo resultan más fáciles de abrir con la mano, sino que tampoco requieren del uso de los pedales de accionamiento, por lo que se mantienen al alcance de cualquier persona mayor y cualquier usuario de silla de ruedas. Se trata, pues, de recipientes diseñados para las personas con discapacidad visual, las personas mayores y las personas con problemas de movilidad.

De este modo, gracias a las puertas accesibles sobre las tapas, y a las indicaciones que tienen grabadas en braille, estos nuevos contenedores de reciclaje se mantienen a la vanguardia de la accesibilidad braille para invidentes, así como a la autonomía de las personas con avanzada edad y las personas con movilidad reducida.

La accesibilidad braille también sabe reciclarse

Una adaptación presentada en conjunto por Luis Barcala y Manuel Villar, alcalde de Alicante y concejal de Medio Ambiente, respectivamente, y que tanto Antonio Ruescas, presidente de la Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) como Sofía González, jefa de Servicios Sociales para Personas Afiliadas de la Organización de Ciegos de España (ONCE)  pudieron comprobar el pasado 27 de julio, valorando para ello el buen funcionamiento de estos nuevos dispositivos para depositar residuos.

«Con esta actuación vamos a conseguir que personas con movilidad reducida y mayores sean mucho más autónomas y no tengan que depender de terceros para hacer una actividad tan básica como bajar a tirar el plástico o la basura», celebró Antonio Ruescas. «La altura de los contenedores y los pedales son una barrera y estamos tratando de conseguir una mayor accesibilidad en estos dispositivos que den más autonomía y vida independiente», afirmó.

Por su parte, Luis Barcala, alcalde de la ciudad alicantina, quiso incidir en el hecho de que se están probando y experimentando nuevos modelos de contenedores para personas con movilidad reducida y limitación visual, empezando por los dispositivos amarillos que cuentan con una ventana a un nivel inferior, una boca inferior a través de la cual realizar con facilidad la maniobra del arrojamiento de basura.

El futuro de Alicante pasa por la adaptación de sus habitantes con edad avanzada y/o discapacidad

Al Ayuntamiento de Alicante sólo le resta estudiar los puntos de interés en los que desplegar y ubicar durante los próximos meses los nuevos dispositivos de accesibilidad braille y adaptación a la movilidad, unidades de recogida selectiva de residuos para envases y plásticos, a los que se irán añadiendo otros nuevos contenedores de modelo adaptado conforme se vayan asentando por la fachada de la ciudad.

Es un proyecto que, en suma, estudia cómo «poner las cosas fáciles» a las personas mayores y/o con discapacidad, tal y como apuntan en el comunicado del consistorio alicantino, siguiendo en todo momento un diseño accesible que mejore también la limpieza y la recogida de residuos adaptando, para ello, los nuevos tipos de contenedores y favoreciendo, entre tanto, la sostenibilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí