Adiós a la incapacidad jurídica de las personas con discapacidad

0

La reforma que deroga la incapacitación jurídica de las personas con discapacidad se hará efectiva el próximo mes de septiembre.

Todas las personas con incapacidad jurídica quedarán capacitadas, cuando entre en vigor, previsiblemente en el mes de septiembre, la nueva norma aprobada recientemente.

En este sentido, el Consejo General del Notariado advierte de la necesidad de que todos, familias y representantes legales, deben cambiar su visión de este colectivo, y pasar de un sistema paternalista a uno de participación.

José Ángel Martínez, presidente del Consejo General del Notariado @ CGN

El presidente de los notarios, José Ángel Martínez, ha puesto en valor la ley aprobada hace unas semanas que elimina la incapacidad jurídica de personas con discapacidad y la sustituye por un sistema de apoyo de la que, ha advertido, se beneficiarán «todos los residentes en España».

Esta norma, que afectará a casi 4 millones de beneficiados, también se aplicará en casos de discapacidad sobrevenida, incluyendo los motivos de edad, algo que afecta a gran parte de la población.

Adaptarse a la nueva situación

Las familias deberán cambiar su mentalidad para dejar atrás un sistema basado en la protección, en la tutela y el paternalismo, y pasar a otro en el que la persona con discapacidad ha de ser participativa y con voz propia, ha asegurado el notario Manuel Lora-Tamayo.

De otro lado, los miembros del Consejo General del Notariado han destacado la importancia de su papel como «representantes institucionales» de estas personas en el proceso.

La figura del notario resultará clave a partir de la derogación de la ley que incapacita al colectivo de la discapacidad.
Despacho de notaría @Pixabay

El notario será una figura indispensable

La nueva ley evitará que las personas con discapacidad deban pasar por un juez cada vez que deseen, por ejemplo, ir al banco, comprar una vivienda o hacer testamento.

A partir de septiembre, será suficiente con acudir a una notaría.

Allí , con la ayuda de apoyo voluntario (familia, allegados) las personas con discapacidad recibirán la información necesaria para tomar sus propias decisiones que, quedarán acreditadas por el profesional de la notaría.

Es por ello, que se está procediendo a la formación de estos profesionales, que estarán listos para cuando la norma entre en vigor, a los tres meses de su publicación en el BOE, es decir, previsiblemente, en el mes de septiembre.

«Vamos a estar en primera línea, van a acudir a nosotros», ha señalado Lora-Tamayo, quien además ha apuntado: «Los notarios también deberán practicar un proceso de pedagogía con las familias para dejar que la personas con discapacidad se sienta cómodo».

Por otra parte, el notario Alfonso Madridejos ha destacado la importancia de adelantarse a las posibles discapacidades sobrevenidas y la conveniencia de dejar las voluntades establecidas, a través de estos profesionales.

Menos juicios , menos gasto

Finalmente, esta reforma supone también una disminución tremenda de los procedimientos judiciales en esta materia, según ha indicado Madridejos.

Sólo se acudirá a la justicia en casos excepcionales en los que, a pesar de la ayuda, sea imposible conocer la voluntad de la persona.

Esto lleva implícita una notable reducción de los costes económicos, así como una reducción del tiempo invertido, ya que elimina las autorizaciones judiciales previas que necesitaban muchas de estas personas para casi cualquier trámite.

Ahora solo resta esperar a que el engranaje judicial y la mentalidad de familias y profesionales encajen a la perfección, para que la nueva norma discurra con fluidez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí