AESTE, satisfecha por el sí del Gobierno a la tercera dosis

0
Sanidad sigue deshojando la margarita de la tercera dosis.

La patronal AESTE se ha declarado satisfecha por la aprobación de la tercera dosis de la vacuna anticovid para los mayores que viven en las residencias.

AESTE, Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia, una de las patronales más influyentes de las residencias para mayores, no ha dudado en hacer notar su satisfacción ante la aprobación por Sanidad de la inyección de una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus a esas personas mayores que habitan en las residencias.

La tercera dosis: un éxito tras un mes de reclamaciones y esperas

La medida, que fue aprobada el pasado 16 de septiembre por la Comisión de Salud Pública, órgano ministerial encargado de las principales decisiones sanitarias durante la pandemia por parte del Gobierno, y ratificada durante el último Consejo Interterritorial, testifica la admisión de la administración de una tercera dosis a los enfermos de cáncer que aún estén en tratamiento, a los residentes en centros de mayores, y a las personas con síndrome de Down que tengan más de 40 años.

La respuesta de AESTE a dicha aprobación ha sido positiva, desde luego, tras más de un mes solicitándola. Países como Israel y las conclusiones y recomendaciones de diversos informes internacionales que instaban a ello fueron la base sobre la que la patronal fundamentó su solicitud al Gobierno para la inoculación de la vacuna de refuerzo o tercera dosis a las personas mayores moradoras en las residencias.

En su alegato a dicha tercera inyección, AESTE señaló el enorme impacto que el coronavirus ha tenido en las residencias desde la primera ola, haciendo ver como responsabilidad social la necesidad de evitar que se repitan los mismos estragos. La tercera dosis, en ese sentido, se presenta como una medida preventiva ante nuevas olas, a juicio de AESTE, algo inexcusable que Sanidad no debía omitir.

La satisfacción de AESTE la ha mostrado sin trabas el secretario general de esta relevante patronal de residencias, Jesús Cubero, indicando que «celebramos esta noticia, puesto que lo llevamos reclamando desde hace más de un mes».

Cubero, no obstante, agrega en sus recientes declaraciones la salvedad de tomar otras prevenciones.

«Consideramos que esta vacuna de refuerzo debería inocularse también a los mayores que acuden a los Centros de Día y a aquellos con atención domiciliaria», afirmó. «Además, debería valorarse la obligatoriedad de la vacunación de los profesionales del sector, especialmente la de aquellos que, por sus funciones, mantienen contacto directo con las personas mayores».

Y es que el único punto ante el que no ha claudicado Sanidad es en la obligatoriedad de vacunarse a los trabajadores en estrecho contacto con las residencias y las personas mayores que en ellas habitan, como tantas veces han hecho ya las patronales de los centros de mayores y como han hecho asimismo Francia, Italia o Grecia, entre otros países.

«Nosotros estamos en una situación completamente diferente», argumentó Darias durante la rueda de prensa que se desarrolló tras la última reunión del Interterritorial; «con un extraordinario nivel de vacunación», arguyó en defensa de la negativa del Gobierno y de su departamento ministerial de Salud ha tomar las riendas de la ley para vacunar a aquellos sociosanitarios de las residencias que rehúsan vacunarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí