Hemos querido conocer a esta gimnasta con síndrome de Down de 17 años que hará historia el próximo mes de diciembre por participar en el Campeonato de España de gimnasia artística, una competición para personas sin discapacidad. Aunque llegar hasta aquí ya es más que un trofeo.

Esta deportista ilerdense, además de entrenar a diario, estudia un curso de Formación Profesional de auxiliar de ventas y atención al público. No en vano, tuvimos que esperar a que acabaran las clases para hacer hablar con ella.

Era prácticamente de noche y podría pensarse que, tras una jornada tan intensa, la joven daría muestras de cansancio. Pues, todo lo contrario. Atendió a Prensa Social con mucha amabilidad.

El salto más difícil: cambiar la mentalidad

Àngela es incombustible. Lo sabe bien Maribel Moncasí, su entrenadora personal que la lleva preparando desde que era pequeña.

«Me gusta entrenar y competir, las dos cosas. Me gusta competir con gente sin discapacidad porque todos somos iguales», asegura ilusionada Àngela.

Moncasí lleva diez años trabajando en gimnasia de integración; y siete con esta joven. Cuando vio las aptitudes de Àngela, no lo dudó. ¿Por qué no presentarse a la Copa de Cataluña?

«Destacaría su tenacidad, pero también su dulzura y prudencia», afirma.

Àngela y su entrenadora
Àngela y su entrenadora, Maribel. Foto: Copa de Cataluña©

Hasta la fecha era un campeonato cuyas puertas permanecían cerradas para cualquier gimnasta con discapacidad. Pero Maribel y Olga, la madre de la deportista, unieron fuerzas y pelearon por aquello que entendían que era justo: poder competir en igualdad de condiciones.

«Me imaginaba que todos podríamos competir juntos algún día. A mí me gusta competir, pero lo más importante es entrenar para luego poder competir», nos confiesa la joven.

Finalmente, Àngela se clasificó en el certamen catalán lo que supuso su pase directo al Campeonato estatal, convirtiéndose en un hito histórico, con la responsabilidad que conlleva.

«Yo le digo a mi hija que hay que pasar por esto, —comenta medio en broma—, para que el año que viene no sea una, sino diez, veinte, o las que sean las que se presenten.»

Ahora su madre tiene que explicarle por qué tanta atención mediática cuando hasta hace poco era tan sólo una joven que practicaba gimnasia artística en su club Gimnàstic FEDAC.

Aquí no se regala nada

Bueno que lleguen «las que se esfuercen», porque como apunta la madre Àngela, aquí no se regala nada.

«Nosotros el síndrome de Down no lo vemos como un problema cuando sale a competir. Ella se esfuerza, entrena sus compañeras; y unas se han clasificado y otras no».

En estos días de televisiones y cierto acoso mediático Olga nos cuenta que cuando algunos periodistas le dicen a su hija «bueno, tienes síndrome de Down y vas a ir al Campeonato nacional con compañeras sin discapacidad… (casi sugiriendo que es un privilegio), Àngela les responde con una espontaneidad que les deja atónitos:

«Sí, tengo síndrome de Down, pero es que me esfuerzo mucho y entreno muchas horas».

Àngela Mora haciendo ejercicio
Àngela Mora haciendo ejercicio. Foto cedida por Olga Parés.

Su participación sin precedentes en el Campeonato de España Individual, Clubes y Autonomías y Estatal Base de gimnasia artística, tendrá lugar entre el 3 y 8 de diciembre en Pamplona junto a 1.200 participantes.

En cuanto al resultado, como repite su entrenadora, casi a modo de mantra, «no es campeón quien gana, sino quien lo intenta», y ella lo va a intentar. El solo hecho de haber llegado es como clavar una pirueta.

Àngela ha dado el gran salto hacia la gimnasia inclusiva, abriendo el paso a otros deportistas que vendrán detrás de ella.

Arantza Ostolaza

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí