Desde junio las Apps móviles y accesibles para personas con discapacidad serán accesibles, según establece el Real Decreto 1112/2018 del 7 de septiembre sobre accesibilidad de los sitios webs y aplicaciones para móviles del sector público.

La Confederación Española de Familias de Personas Sordas (Fiapas) ha recordado a las administraciones que “el próximo 23 de junio las aplicaciones móviles del sector público deben ser completamente accesibles para las personas con discapacidad, , según establece el Real Decreto 1112/2018, de 7 de septiembre, sobre accesibilidad de los sitios web y aplicaciones para dispositivos móviles del sector público. Para ello exigen, como mínimo, las opciones de comunicación bidireccional, con texto o sistemas de video-interpretación”

Accesibilidad extendida de sitios web públicos a aplicaciones móviles

El gran cambio, como recuerda Fiapas, es que, hasta el momento, esta obligación legal de ofrecer accesibilidad a todas las personas se limitaba a los sitios web públicos. Sin embargo, y según lo establecido en el BOE, esta debe ampliarse a las aplicaciones móviles. Unas herramientas en constante evolución y auge y que tienen un uso cada vez más generalizado por parte de todos los públicos.

Dicha medida, recogida en el Real Decreto sobre accesibilidad de los sitios web y aplicaciones para dispositivos móviles del sector público “ha de aplicarse a todas las herramientas móviles que reciban financiación pública para su diseño o mantenimiento”.

Según explica Fiapas, esta distinción se refiere a “los vinculados a la prestación de servicios públicos, de entidades y de empresas que se encarguen de gestionar servicios públicos y, en especial, los que tengan carácter educativo, sanitario, cultural y de servicios sociales, así como los de los centros privados educativos, de formación y universitarios, sostenidos, total o parcialmente, con fondos públicos”.

Dispositivos con 3 opciones

Asimismo, Fiapas ha hecho público, a través de un comunicado, sus requisitos para que la normativa se cumpla. La entidad considera que los dispositivos móviles que se adapten a la norma deben tener, como mínimo, tres opciones:

Comunicación bidireccional por voz (videollamada), que permita a las personas sordas que se comunican en lengua oral, pueden mejorar la comprensión del mensaje hablado con el apoyo visual de la lectura labial, mediante una buena calidad de audio para la transmisión de voz, siendo imprescindible para los usuarios de prótesis auditivas, que utilizan bucle magnético en conexión.

Un sistema de video-interpretación destinado para aquellas personas que tengan discapacidad auditiva y que se comuniquen a través de la lengua de signos.

-Texto, a través de aplicaciones de mensajería instantánea, similares a whatsapp o telegram, entre otras, como alternativa a la comunicación por voz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí