Porque la Navidad es una buena época para abandonar la rutina y viajar, le presentamos unos cuantos trucos para dar con los precios de los vuelos más baratos.

Organizar las vacaciones no siempre es fácil, y menos cuando estas pasan por salir de casa maleta en mano, a la caza de nuevos horizontes. Pero encontrar billetes de avión a buen precio es un dulce que a nadie le amarga entre la vorágine de la preparación de una escapada, máxime cuando el vuelo suele suponer unos de los grandes desembolsos del viaje. Lo malo es que esta opción no siempre es fácil de encontrar, y más estando en temporada alta; lo bueno es que existen unos cuantos trucos sencillos que, bien ejecutados, permiten ahorrarse mucho dinero suelto.

Adoptar una actitud flexible, ante todo; elegir el vuelo primero, y el destino después

Y es que, a mayor flexibilidad, más grande es la posibilidad de acabar haciéndose con el mejor precio posible. Esto significa que los puentes, la Navidad, la Semana Santa y ciertos meses del verano representan las temporadas más altas, por lo que suele ser aún más difícil dar con esos billetes especiales, los de los vuelos más baratos.

Asimismo, viajar un fin de semana suele ser más costoso que hacerlo entre semana, generalmente. ¿Qué es lo ideal, entonces? Buscar vuelos sin fecha concreta, ya que así se descubre más fácilmente las mejores ofertas.

En este sentido, cabe decir que los martes han resultado ser los mejores días para volar, mientras que los sábados suelen ser los más costosos de la semana; por lo que es muy recomendable modificar las fechas del viaje, adoptarlo a la jornada de un vuelo en martes, y sentarse a ver cómo esta sencilla jugada puede salir hasta un 12 por ciento más barato. ¿Sabía, además, que los planeos aéreos realizados entre las 18:00 de la tarde y la medianoche suelen albergar los vuelos más baratos?

Lo último por recomendar en este punto es que resulta muy útil buscar varios vuelos a la vez, y más si uno no tiene muy claro, ni medianamente decidido, el destino en el que desea aterrizar. Por tanto, lo mejor en este caso es buscar simultáneamente unos cuantos vuelos módicos, eligiendo de entre todos cuál gusta más.

Usar comparadores, pero comprar directamente en las aerolíneas

Otro de los consejos básicos para tener en cuenta a la hora de hacerse con los vuelos más baratos en avión es recurrir a esas herramientas digitales de búsqueda que rastrean internet y dan por sí solos con los billetes más económicos, sin necesidad de tener que especificar lugar o fecha.

Hablamos de portales como eDreams’, Kayak’, Momondo’ o ‘Skyscanner’, ya que todos ellos ayudan al usuario al reunir la oferta aérea de numerosas compañías, contrastar sus precios, enseñándoles después los resultados con solo un clic.

Con todo, lo más aconsejable en este sentido es adquirir al final el billete a través de las aerolíneas que ofrecen el vuelo y no mediante estos comparadores de búsqueda de vuelos más baratos; ya que, aunque la mayoría ofrecen la compra desde su página web, tienden a añadir una pequeña tasa de comisión por sus servicios, justo en el momento del pago. ¿Qué es lo mejor entonces para ahorrarse este extra? Recurrir a los comparadores para encontrar el billete más interesante y, una vez localizado, realizar la compra desde el sitio oficial de la compañía que lo ofrezca.

Reserva, escala y billetes por separado, las claves finales de estos trucos sobre los vuelos más baratos

¿Es un viaje de ida y vuelta? ¡Cómprelos entonces por separado! Aunque lo usual es adquirir el billete de ida y vuelta en un solo pack y compra, ya que resulta más sencillo y existe la creencia popular de que es la manera más económica, detenerse a buscar los mismos billetes por separado puede regalar una grata sorpresa al final. Y es que en algunas ocasiones es posible dar con los vuelos más baratos si la ida y vuelta van por separado en la compra, con un precio total resultante aún más bajo que el de un solo billete de ida y vuelta. Esto no siempre es así, cierto, pero muchísimas veces sí.

Asimismo, y en este sentido, es importante no hacerles ascos a las escalas aéreas en el aeropuerto. No es un punto fundamental, pero sí un truco muy útil; renunciar a los vuelos directos en pro de los que hacen una parada en un lugar secundario antes de arribar al destino puede resultar más económico.

En este punto, por supuesto, influye mucho el tiempo con el que uno cuente para viajar y llegar, claro, porque si bien los vuelos más baratos suelen ser aquellos que hacen más escalas, estos exigen más tiempo de viaje en el aeropuerto. En contrapartida, quienes disponen de más horas libres y pueden permitirse escalas largas, pueden acabar visitando alguna otra ciudad extra por el camino.

Cabe agregar, en la lista de estos trucos sencillos para dar con los vuelos más baratos, la importancia de reservar el vuelo con antelación, ya que el precio del billete suele ser más costoso cuanto más cerca está la fecha para despegar. Y si bien no hay un claro consenso sobre cuál es el tiempo previo para adquirir el boleto, está claro que es menos caro hacerlo con semanas de antelación, entre tres o cuatro semanas previas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí