Durante el pleno del Congreso se ha aprobado, con votos a favor de PSOE, PP, Unidas Podemos, ERC, Bildu, PNV, Ciudadanos, Más País-Equo, Coalición Canaria, CUP, Foro Asturias, Teruel Existe y Partido Regionalista de Cantabria (PRC), la ley que regula el servicio de atención al cliente y que, entre sus medidas limita a tres minutos la espera telefónica de la atención al cliente y regula la atención robótica. En la votación Vox y Junts han decidido abstenerse.

Esta norma limitará el tiempo de espera para ser atendido telefónicamente en los servicios generales de información, reclamación y postventa, así como las llamadas efectuadas para solucionar incidencias en servicios básicos de luz, agua, gas.

Por ello, al entrar en vigor dicha normativa, las empresas tendrán que informar del motivo del problema y dar con ello un tiempo estimado para la restauración del suministro en un plazo máximo de dos horas.

Respecto a otras medidas, se limitará el uso de los contestadores automáticos de modo que con la nueve ley la atención deberá ser personalizada, esto es, se prohibirá la atención robótica si el cliente lo solicita.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí