Cuando el centro izquierda no es capaz de pactar con el centro derecha y viceversa, aparecen los extremos. Y desvirtúan el mensaje de moderación democrática que nos merecemos los demócratas europeos.


El PSOE se echó el los brazos de Podemos, sin tener necesidad. Están arruinando y empeñando a  las nuevas generaciones de este país. Ahora parece un problema que en  Italia puedan necesitar el apoyo de la derecha extrema para gobernar. ¿De qué estamos hablando?


Yo no quiero que arruinen a mis nietos. Esquilmando las nominas de sus padres y los ahorros nuestros, sus abuelos.


Fernando López Clarós
Barcelona, 22.07.22

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí