Automoción accesible: ¿cómo es por dentro un coche adaptado?

0

La automoción accesible no exige afición, pero sí una adaptación a la discapacidad de su conductor. ¿Quieren saber cómo distinguir un coche adaptado?

Hay quien ve en la automoción accesible una fuente de afición y placer, un reto de ingeniería o un desahogo al volante. En cuanto a los conductores, cierto es que unos lo son por devoción y otros conducen por necesidad, para desplazarse.

En cualquier caso, el avance de la tecnología ha hecho y sigue haciendo guardia y servicio de accesibilidad también en este sector de vehículos adaptados. ¿Han visto alguna vez un coche adaptado por dentro? ¿Saben qué lo distingue de otros vehículos y por qué exactamente se le agrega la categoría de integración? Descúbranlo todo en este artículo sobre la automoción accesible y sus cualidades de integración de los viajeros.

La tecnología, al volante de la automoción

Más de un millón de personas con movilidad reducida habitan en España, haciendo de su discapacidad un justo reclamo por la adaptación a sus limitaciones físicas. La automoción accesible se ha especializado sobre todo en los turismos, al ser los vehículos más asequibles y utilizados actualmente, adaptándolos por ende a las necesidades de los conductores con discapacidad.

¿Cómo? Acondicionándolos con todas las adaptaciones y ayudas posibles con las que suplir al volante esa limitación sensorial. Ello ha permitido que la elección en este terreno de automoción accesible sea relativamente amplia, sin importar el color, modelo, tamaño ni marca.

Actualmente, varias son las marcas que han desarrollado una gama de coches adaptados a la discapacidad, en respuesta a las limitaciones físicas de los posibles compradores y futuros conductores.

La automoción accesible se caracteriza por unos criterios de adaptación para la conducción cómoda de un vehículo, un matiz que permite diferenciar enseguida a un vehículo adaptado del que no lo está. Dichos criterios pueden resumirse en el uso de rampas, el tamaño, el tipo de asientos, la existencia de brazos articulados… etcétera.

Elección del tamaño

Lo primero es elegir el tamaño, o más bien el modelo. Las personas con movilidad reducida no están limitadas a conducir vehículos grandes como furgonetas, aunque la creencia popular así lo considere. En función de sus necesidades, pueden optar por coches más pequeños y cómodos según sus gustos y requerimientos.

Instalación de rampas

Las rampas o suelos rebajados suponen la primera distinción entre un vehículo adaptado y otro que no lo está. Ya sea para beneficio del conductor o para trasporte de pasajeros, las rampas hacen de umbral entre el vehículo y la calle, un puente colocado al rebajar el nivel del suelo en la parte trasera, lo que hace fácil traspasarlo con la silla de ruedas. Las rampas, por tanto, permiten que el vehículo tenga el espacio suficiente para que la persona con movilidad reducida pueda entrar y salir del coche sin tener que bajarse en ningún momento de su silla de ruedas.

Los asientos

Lo tercero es determinar la altura del asiento del conductor respecto al volante y al cambio de marchas. En este sentido, los asientos giratorios, manuales o automáticos destacan como mejor solución al problema de accesibilidad de la conducción. Para ello se determina el lugar exacto en el que montar el volante, una decisión que vendrá dada por las dimensiones de las puertas y por las medidas de altura del tipo de silla pensada.

El uso de brazos articulados

Los brazos articulados sirven para ayudar a meter la silla de ruedas en el interior del coche. Antes de agregar esta característica a un vehículo y volverlo así adaptado, no obstante, es preciso determinar primero el tipo de agilidad y ayuda del conductor a la hora de hacer entrar la silla de ruedas al coche. Si puede hacerlo por sí solo, entonces seguramente no necesitará solicitar esta prestación para acceder a su vehículo. Si por el contrario sí la necesita, estos brazos articulados le vendrán de perlas. Son brazos artificiales y extensibles, óptimos para ser instalados en el interior del vehículo. ¿Su cometido? Introducir con facilidad y eficiencia la silla de ruedas.

La automoción accesible deja huella en las grandes marcas

Como tres ejemplos valen más que cientos de palabras, veamos ahora una tríada de modelos de vehículos adaptados y con gran respaldo económico por el prestigio de la marcas, a los que fácilmente se puede incluir en la categoría de automoción accesible.

Volkswagen Caddy es el primero al que mencionamos, un vehículo con mucho renombre y fama entre las personas con movilidad reducida, sobre todo su gama Ford Tourneo, debido a las diferentes cabidas a las que hace hueco; y al decir esto nos referimos sencillamente al número de pasajeros y sillas de ruedas que soporta.

Citroën Berlingo es nuestro segundo ejemplo de automoción accesible, pues su modelo admite varias opciones de adaptación. Ello empieza por el suelo, o más bien el grado en que éste se rebaja, dejando un amplio espacio en el que pueden aparcarse dos sillas de ruedas más otros dos o tres pasajeros acomodados en los asientos del coche.

Toyota presume de ser una marca que se adapta a la discapacidad y da soluciones a las limitaciones físicas de los usuarios en silla de ruedas; con razón, si se tiene en cuenta que su gama inclusiva Toyota Proace está diseñada para facilitar el acceso a su interior desde una silla de ruedas, amén de incluir una garantía que brinda una fuerte sujeción de dicha silla a la porción de coche que le corresponde en el interior. Ello aporta calidad y seguridad máximas. Rampas laterales, acceso trasero, asideros para entrar, anclajes para la silla, cinturón de seguridad con tres puntos de sujeción, e incluso peldaños laterales eléctricos que se despliegan automáticamente y que tienen una puerta lateral que conecta las filas de los asientos.

Los vehículos adaptados, una expresión de tecnología, accesibilidad, inclusión e igualdad

Y ahora que saben qué es la automoción accesible y que son capaces de distinguir un vehículo adaptado de otro cualquiera, ¿qué les parece? ¿Les gustaría probarlo alguna vez?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí