Tras confirmar que la campaña de la segunda dosis de recuerdo arrancará el próximo 26, Salud Pública ha aconsejado administrar a la vez la vacuna de la gripe.

Tras su última reunión este jueves, la Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) ha recomendado que este otoño se administren simultáneamente el suero recordatorio del COVID-19 y la vacuna de la gripe, matizando que sea »en función de la factibilidad», y que se opte por dicha opción »siempre que haya disponibilidad de ambas vacunas», dando manga ancha en la misma concesión a que también se combinen con otros compuestos químicos, como el suero del neumococo.

Una doble vacunación para un tercer otoño con gripe y SARS-CoV-2

Cabe recordar, en este sentido, que la campaña de inoculación de la cuarta dosis contra el Coronavirus estará orientada principalmente a los mayores que habitan en residencias, así como al colectivo de más de 80 años, tal y como ha precisado la Comisión.

Una estrategia que contará con vacunas adaptadas a los primeros linajes de la variante Ómicron, y que pasará a mera recomendación al tratarse de la población adulta de 60 años y más, por cierto, igual que a internos en centros de discapacidad y a menores de 60 con condiciones de riesgo.

El reiterado consejo de vacunación de Salud Pública también ha alcanzado al personal sanitario y sociosanitario, dicho sea de paso, recomendando en la misma tanda la administración de una dosis de recuerdo tanto a quienes trabajan en residencias de mayores o en centros de atención a la discapacidad, como al personal de los centros, servicios y establecimientos sanitarios de Atención Primaria y Hospitalaria; y extendiendo la misma invitación precavida a aquellas personas que trabajan en los servicios de emergencias sanitarias y que, por ende, mantienen constantemente contacto con los pacientes afectados por esta pandémica infección.

Asimismo, Sanidad invita a vacunar igualmente a las personas menores de 60 años que, por los motivos que sean, todavía no han podido completar su pauta de vacunación o siquiera hayan iniciado su inmunización frente al Coronavirus.

La salud medioambiental también ha abierto brecha en la Sanidad Pública

La reunión, en la que también se ha aprobado la actualización de la Guía de Cribado de la infección por el VHC, el virus de la Hepatitis C, ha servido igualmente para dar luz verde al PESMA, el Primer Programa Bienal de Actuación del Plan Estratégico Nacional de Salud y Medio Ambiente 2022/2023, con el objetivo de reducir la huella de carbono en el ámbito sanitario y, de esta manera, cumplir con lo establecido en el Plan de la promoción de entornos saludables para la población, la reducción de la carga de enfermedades y la identificación de nuevas amenazas para la salud derivada de factores ambientales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí