Bajar de peso: alimentos dietéticos que aportan energía

0

¿Sabía que las verduras y las hortalizas son buenas aliadas a la hora de bajar de peso? ¡Aprenda qué puede comer para adelgazar sin dejarse la energía en el camino!

Bajar de peso no es solo ejercicio físico: esto es importante, por supuesto, pero no lo único. Consumir los alimentos correctos ayudarán a alcanzar mejor y más sanamente esta meta.

Alimentación equilibrada, esa herramienta en la que apoyarse para bajar de peso

Decir adiós a esos kilos de más es el deseo más recurrente del verano, y el objetivo más repetido que precede a la llegada del buen tiempo. Pero como reza el dicho popular, “a dios rogando, pero con el mazo dando”. ¿Traducción?

Que no existen los milagros, y que cualquiera que desee y se plantee seriamente perder de peso sana y controladamente, debe tener tres mantras en mente: constancia, ejercicio físico, y una dieta equilibrada que ayude a ganar músculo y a perder grasa.

En opinión de los expertos, cualquier pauta alimentaria que quiera ser considerada óptima para perder peso debe asentarse en los pilares fundamentales de una dieta equilibrada. De hecho, ellos son los primeros en recomendar que es mejor evitar seguir las dietas estandarizadas de siempre, instando mejor a apostar por las individualizadas.

Y es que estas últimas pertenecen a un grupo de dietas alimenticias donde se tiene muy en cuenta el estado de salud de la persona interesada, sus hábitos alimentarios, lo que pesa antes de empezar y el objetivo corporal que quiere conseguir, teniendo en cuenta además su estilo de vida.

En su ‘Manual de Nutrición y Dietética’, Ángeles Carbajal Azcona, especialista del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia, de la Universidad Complutense de Madrid, afirma que:

«La mejor manera de perder y controlar el peso es combinar la dieta y el ejercicio físico”. ¿Y por qué? Debido a que “se perderá más grasa, se mantendrá la masa muscular, y se evitará volver a ganar peso cuando se vuelva a la dieta habitual».

Para esta facultativa, los objetivos de toda dieta adelgazante y sana “tienen que ser reales y fáciles de alcanzar, en consonancia con las posibilidades de cada persona. Esto significa que “inicialmente deberán ser poco ambiciosos”, de modo que” actúen como un refuerzo positivo”.

¿Cuáles son entonces las claves beneficiosas de los alimentos para decir adiós al peso extra?

En opinión de Carbajal Azcona, bajar de peso de manera efectiva y sana con refuerzo de una dieta equilibrada implica consumir una dieta hipocalórica, pues esta resulta esencial para el sobrepeso o la obesidad o, mejor dicho, para prevenirlos y tratarlos.

Hacer ejercicio físico con regularidad también comprende un refuerzo al adelgazamiento dietético, por indirecta que sea la forma, ya que el deporte significa gasto de energía y, con ello, un apoyo extra para aquellas dietas centradas en la reducción de peso. Y eso sin olvidar que con el ejercicio físico también se está contribuyendo a mantener la masa muscular perdida tras un periodo de régimen hipocalórico.

Por tanto, nada como combinar los dos ingredientes de dieta equilibrada y ejercicio físico, para poner en marcha la fórmula principal de cómo bajar de peso sin morir en el intento, aderezando la mezcla con hábitos alimentarios, pues solo así se puede reafirmar el nuevo peso, conseguido el objetivo, se entiende.

«Esto sirve para que, al dejar de consumir la dieta hipocalórica, el consumo habitual no se traduzca de nuevo en un incremento de peso”, explicó la nutricionista y autora del manual. “Puede ser relativamente fácil perder peso; lo difícil es mantenerse».

Los mejores alimentos para bajar de peso

Según lo citado en el documento de Nutrición y Dietética de Carbajal Azcona, existen ciertos alimentos que tanto contribuyen a la pérdida de peso, como fortalecen la reserva energética.

Alimentos magros o con poca grasa, mismamente, como puede ser la carne sin grasa, los lácteos descremados y las aves sin piel, constituyen el primer puesto en la lista de excelentes productos que incluir en la dieta equilibrada, junto al gallo, la pescadilla, el bacalao y demás pescados blancos.

Y si bien los embutidos no están del todo vetados, la nutricionista recomienda mantener un estricto control sobre su consumo y cantidad ingerida, ya que suelen contener una alta cantidad de grasa en su interior, y a veces sin esconderlo siquiera.

En la lista de ingredientes de una buena dieta tampoco pueden faltar legumbres de la talla de las lentejas, los garbanzos y las alubias, siendo recomendable consumirlos hasta dos veces por semana.

Es importante asimismo escoger alimentos con pocas calorías, pero sí muchos nutrientes, desde la verdura y las hortalizas, por ejemplo, hasta la leche descremada, las frutas y las ensaladas.

Por su parte, los alimentos con fibra, como son los cereales integrales, contribuyen a aumentar la sensación de saciedad, tal y como se cita en el manual; una propiedad que, además, ayuda a regular la mecánica digestiva.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí