Barbie, la icónica muñeca fabricada por Mattel ha roto moldes con su niña con síndrome de Down fabricada junto a la National Down Syndrome Society (NDSS).

Para la presentación de este acontecimiento ha sido elegdida madrina y embajadora de la Barbie con Down, la escritora Mariana de Ugarte, madre de dos niñas con síndrome de Down.

«Me parece una maravilla que se haya creado esta línea que lo que hace es favorecer lo que nosotros buscamos, que es la aceptación de la diversidad», ha reflejado de Ugarte.

«Estamos orgullosos de presentar una muñeca Barbie con síndrome de Down para reflejar mejor el mundo que nos rodea y fomentar nuestro compromiso de celebrar la inclusión a través del juego», ha declarado en un comunicado Lisa McKnight, vicepresidenta ejecutiva de Mattel, la compañía fabricante. Por su parte, Kandi Pickard, presidente y CEO de la NDSS ha comentado que «esto significa mucho para nuestra comunidad, que por primera vez puede jugar con una muñeca Barbie que se parece a ellos».

La muñeca hace un guiño al síndrome de Down o solo por sus facciones sino porque representa con un collar con tres flechas al tercer cromosoma 21, ese característico de este síndrome además de llevar órtesis rosas (tobilleras ortopédicas) para poder estabilizarse cuando están de pie o caminan.

La empresa Mattel quiere seguir demostrando su compromiso con todos los niños de forma que todos estén representados y ninguno se quede atrás. Barbie puede ser bajita, tener alopecia o vitílgo, también va en silla de ruedas o dispone de audífonos porque no oye bien, algo insólito para el resto de las muñecas que no son inclusivas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí