El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha monitorizado en un macroestudio a 60 millones de personas a través del análisis de aguas residuales en 37 países y nuestro país no sale muy bien parado. Éste ha sido publicado en la revista Addiction.

Dentro de los datos, que son altísimos, la cocaína es la droga más consumida y España, y en concreto Barcelona, el país y la ciudad en donde más droga se ha encontrado en los residuos: anfetaminas, metanfetaminas, éxtasis y cocaína.

Barcelona aparece por delante de Zurich y Amberes en el octavo puesto en consumo de éxtasis liderado por los Países Bajos y el decimotercer puesto en consumo de metanfetamina, liderado por Alemania y la República Checa.

La droga dominante sigue siendo la cocaína en los países del sur de Europa (Suiza, España, Italia, Reino Unido y Francia) y también se ha registrado un aumento del consumo en la mayor parte de las ciudades monitorizadas.

El análisis de aguas residuales permite monitorizar el consumo de drogas a nivel poblacional y en tiempo prácticamente real. Mediante el análisis del agua de entrada de una estación depuradora de aguas residuales, y a partir de la concentración de la droga o de los metabolitos que se excretan en la orina, se puede estimar la cantidad de droga consumida por la población. Esta metodología se aplicó por primera vez en 2011 y desde entonces el grupo internacional de científicos SCORE (Sewage analysis CORe group Europe) ha realizado análisis y recopilado datos de un número creciente de ciudades cita Iria González Mariño, investigadora de la Universidad de Salamanca que cuenta con la colaboración de IDAEA del CSIC dirigidos por Miren López de Alda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí