Usted hace deporte, tiene una alimentación saludable, trabaja y tiene actividad pero le cuesta perder tripa y desconoce qué puede ser.

Esa barriga por estrés está generada por un estado ansioso depresivo permanente en el que tiene varios síntomas derivados de ello tales como malas digestiones, abdomen inflamado, dolor abdominal, cansancio e incluso colon irritable.

Si estamos estresados a diario se provoca una liberación crónica de cortisol. Esta hormona esteroidea es la que nos ayuda a sobrevivir en situaciones estresantes dado que incrementa el nivel de azúcar en sangre (glucemia) a través de la gluconeogénesis; suprime el sistema inmunológico y colabora con el metabolismo de las grasa, las proteinas y los carbohidratos.

Si todos los días vivimos o sufrimos situaciones de estrés, tendremos un cansancio importante, dolor de cabeza y generaremos grasa abdominal. Por otro lado, tendremos episodios de falta de control de los alimentos y tenderemos a ingerir comida salada, dulce y chucherías. Cuando tenemos ese nivel alto de coritisol entramos en modo retención de grasa y tengas cambios de humor sin explicación, ira y tengas sueño durante todo el día a pesar de dormir ocho horas.

Puede ayudarse de un tratamiento constante de ejercicios para liberar el estrés como puede ser practicar yoga o pilates así como comer despacio masticando los alimentos.

Puede también evitar las bebidas con gas y el café y tomar jenjibre con té verde o infusiones relax con hierbas tales como la passiflora, la valeriana o la hierba luisa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí