Bienvenidos a Árticus, el nuevo parque de atracciones navideño de Madrid

0

¿Cuál es su temática? La Navidad. ¿Su bandera al ocio? Diversión al máximo, apto para toda la familia. Árticus lo espera desde la Casa de Campo ¡no se lo pierda!

Que la Comunidad de Madrid abra una nueva pista de hielo durante las festividades de Navidad no es novedad, realmente; aunque para ser justos, Árticus va más allá, con un catálogo de entretenimiento que permanecerá activo poco más de tres semanas, mientras despliega el amplio abanico de su ocio en nada menos que en 100.000 metros cuadrados.

Madrid se hace con su propio parque de navidad para este 2022

Así es. Entre el 16 de diciembre del 2022 y el 8 de enero de 2023, la Casa de Campo de Madrid acogerá un nuevo parque de atracciones que tendrá a la Navidad como su temática principal. Tras dos años fermentando el proyecto, la iniciativa llega a cargo de la productora LETSGO, responsable de espectáculos como el de ‘Naturaleza Encendida’, en el Real Jardín Botánico de Madrid.

Emplazado a unos 300 metros de la parada de metro de Lago, estación correspondiente a la línea 5 de la MT, Árticus se presenta como una feria de Navidad que aprovechará las instalaciones del pabellón de Cristal, el pabellón satélite y el Madrid Arena para desplegar sus propias instalaciones. Un cóctel de festivo entretenimiento en el que los puestos recreativos tradicionales y el servicio de restauración serán solo un aperitivo.

Y es que Árticus contará con una montaña rusa en plena feria, una pista de hielo, una noria con cabinas climatizadas de 30 metros de altura, un bar de caramelos para niños, un columpio panorámico que alcanza los 45 metros, una exposición de dinosaurios robotizados, un taller de excavaciones arqueológicas, e incluso con un espectáculo musical con patinadores sobre hielo de prestigio internacional, el ‘Peter Pan on ice’.

Tan grande es su proyecto que aún hoy la organización continúa buscando empleados para hacer funcionar sus puestos y sacar adelante sus atracciones, una vez estas estén activas ya que necesitan entre 800 y 1.000 trabajadores en total.

Puede decirse, por tanto, que Árticus es un parque de atracciones con «una iniciativa privada de ocho millones de euros, que cuenta con un aforo de hasta 50.000 personas al día», y así lo presenta el CEO de la compañía, Iñaki Fernández.

Las entradas, puestas a la venta a inicios de este mismo noviembre (el pasado 2, para ser exactos), ya pueden adquirirse en taquilla o por compra en la página web. Entradas cuyos precios oscilan entre los 2,50 y los 7,50 euros, según si se adquieren los pases para por la mañana o para por la tarde, respectivamente, en horario de 12.00 a 16.00 horas en el primer caso, y de 16.00 a 23.00 horas, en el segundo, ya que el acceso al parque y a cada espectáculo tiene un precio determinado que varía según lo que el visitante quiera consumir.

Desde la empresa autora afirman que el parque de Árticus mantendrá el precio de 2,50 euros durante los dos primeros días de apertura, el 16 y el 17 de diciembre, independientemente del momento de la jornada; el resto de los días, tanto la noria y la montaña rusa, como el bar de caramelos y el espectáculo de Peter Pan tendrán un precio aparte.

En cualquier caso, visitar Árticus equivaldrá a recorrer las zonas al aire libre del recinto, transitar por el mercado navideño de la feria, pasearse por una senda con esculturas con luces potentes con forma de habitantes del ártico como osos polares, lobos y esquimales.

Paquetes de entradas acorde a las preferencias del cliente

Aunque Árticus dispondrá de diversas atracciones Navideñas, cada usuario podrá elegir a cuál quiere ir y pagar por ellas, en vez de desembolsar por una entrada general de base. Hablamos de puntos interesantes repartidos entre el pabellón de Cristal, el pabellón satélite y el Madrid Arena.

El pabellón de Cristal, por ejemplo, contará entre sus instalaciones con una pista de hielo de 800 metros cuadrados y una entrada de 4 euros; un piso que también alojará varios puntos para jugar a videojuegos de Nintendo, Lego y PlayStation, mientras que su última planta contará con un área de 3.000 metros cuadrados que dará cobijo a una exposición de 150 dinosaurios animados mediante sistemas electrónicos, el ‘Jurassicus Park’, cuya entrada costará 9 euros, como mínimo, que expondrá una copia de un fósil real y una excavación arqueológica para los niños.

Plano de Articus

La parte exterior de este mismo Pabellón de Cristal ofrecerá un área de consumo de cervezas Mahou, que incluirá talleres para adultos de cómo tirar una caña, así como una serie de puestos de comida de diferentes lugares del mundo, desde hamburguesas estadounidenses y pizzas italianas, hasta crepes francesas y poke bowls hawaianos.

Por su parte, dentro del pabellón satélite del Madrid Arena tendrá lugar una exposición inmersiva para los niños a partir de 9 euros, en la que un oso, ayudante de Papá Noel y encargado de guardar las cartas de los niños pidiendo sus regalos al gordo más nevado y risueño de la navidad, relatará un cuento para todo el público presente.

Durante la narración, los visitantes irán pasando por diferentes zonas y etapas creadas con efectos especiales, desde un buceo entre nubes hasta hologramas para nadar en auroras boreales, para al final terminar en el archivo de las cartas con un pingüino DJ.

Navidad con Peter Pan

El bocado más suculento de estas distracciones del Árticus se ofrecerá desde el interior del Madrid Arena; hablamos del espectáculo Peter Pan on ice, perteneciente a la compañía Imperial Ice Stars, el cual contará con hasta cuatro funciones diarias donde Peter Pan, Wendy, Campanilla y los piratas se darán cita en la piel de diversos patinadores profesionales.

Una recreación del clásico de J. M. Barrie, realizada por la factoría Disney, cuyo montaje «incluye fuegos artificiales y efectos especiales», en palabras de Iñaki Fernández, que además «está pensada para 4.500 personas por representación».

Las afueras de este parque navideño lucirán un iglú hinchable, en cuyo interior se servirán cócteles a 12 grados bajo cero; una consumición incluida en el precio de la entrada al local, por cierto, que rondará los 10 euros. Turnos de media hora al interior por cada boleto, donde se podrá disfrutar de la visión de una congelada barra central del bar, varias esculturas de animales tallados en hielo a los lados, y de auroras boreales proyectadas en el techo.

La iniciativa del parque de atracciones navideño de Árticus es muy interesante, en suma; un proyecto privado que ha cubierto todos los costes y que cumple con todas las cuestiones de seguridad y servicios médicos, dejando al Ayuntamiento de Madrid como la institución que únicamente ha alquilado el espacio, colaborando asimismo en la facilitación de los permisos para montar el parque.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí