La entidad bancaria ha presentado diez iniciativas de mejora del servicio de atención a las personas mayores. Medidas como la ampliación del horario de caja o el refuerzo del equipo de consejeros sénior hasta 2.000 personas, entre otras.

A través de estas actuaciones se pretende dar respuesta a las demandas de sus clientes más veteranos, y de paso mejorar la oferta de productos y servicios destinados para ellos.

«Nuestros clientes sénior, más de cuatro millones, son un colectivo prioritario para nosotros y, como tal, tenemos para ellos la oferta más ambiciosa de la banca española», ha subrayado José Ignacio Goirigolzarri, presidente del banco.

Por su parte, el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, asegura que este decálogo de medidas es una muestra del «firme compromiso de CaixaBank con las personas mayores».

¡Adiós al horario restringido en ventanilla!

El primero de los cambios se introducirá el próximo mes de marzo, cuando se eliminen las restricciones horarias al servicio de caja. Asimismo, se favorecerá el servicio de cita previa, incluyendo las tardes, en las más de 700 oficinas Store de la entidad.

Además, en todas las sucursales se aplicará un protocolo de atención preferente a los colectivos que lo necesiten.

Por otro lado, se amplía el equipo de consejeros sénior. Esto es, que la entidad contará con un número mayor de empleados especialistas en el servicio a las personas mayores.

Esta plantilla pasará de los 750 actuales a 1.500 dentro de un mes, y alcanzará los 2.000 consejeros sénior a lo del próximo año.

Acompañamiento personal

Una de las mejoras en el servicio será la posibilidad de que un asistente acompañe presencialmente en el uso del cajero a los clientes más mayores que lo necesiten.

La entidad ha diseñado un menú simplificado que se llama ‘CaixaFácil’ y que da acceso a la operación más habitual del cliente, con una tipografía de mayor tamaño y un diseño adaptado.

Mujer en cajero Caixabank
Mujer en cajero Caixabank. foto: Europa Press©

Objetivo: operar con libreta

También se ha puesto en marcha un plan para que, antes de que acabe este año, todos los cajeros del banco ofrezcan a los clientes la posibilidad de operar con libreta.

Cabe señalar que en la actualidad un 30 por ciento de la red no dispone de esta función que para el colectivo de mayores resulta muy útil. De modo que se sustituirán 900 terminales de nueva adquisición.

Además, el banco ha manifestado su compromiso de no olvidarse de las pequeñas localidades en las que casi el 80 por ciento de los usuarios son mayores de 60 años.

Por último, ampliará el servicio de ‘ofibuses’, oficinas móviles, que actualmente operan en 426 poblaciones en riesgo de exclusión financiera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí