En el Día Mundial contra el Cáncer de Mama, las alianzas que promueven la investigación y difusión de la genética aplicada a la enfermedad cobran mayor urgencia

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama 2021, hoy, martes 19 de octubre, la Asociación Española de Genética Humana y la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria han dado ejemplo de la importancia de visibilizar la enfermedad y concienciar a la población sobre lo necesario que supone indagar y ahondar en esta patología que tantas muertes ha causado a nivel internacional. ¿Cómo?

Apostando por la genética para destripar el cáncer de mama

Firmando un convenio para promover la investigación y difusión de la genética aplicada al cáncer de mama. Así han respondido la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria (SESPM) y la Asociación Española de Genética Humana (AEGH) al requerimiento social y sanitario de orientar la ciencia y los conocimientos genéticos para promover los estudios que se adentran en el cáncer de mama.

Se trata de un convenio que pone especial atención y foco principal en el cáncer de mama, cuya vigencia está establecida en una duración de dos años, y en cuyas líneas ambas sociedades científicas se han comprometido a promocionar y desarrollar actividades orientadas a la divulgación científica, la formación y la innovación, tomando a la genética humana como meta y empuje, aplicándola también en el ámbito de la senología.

Valga añadir que entre ambas entidades suman 1.500 sanitarios dedicados al diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama, al igual que en el resto de las enfermedades mamarias, y más de 1.100 profesionales en España, entendidos en la genética, de modo que no les ha costado coincidir en las áreas de cooperación que más consideran de mayor interés y, por lo tanto, al que darán una posición preferente.

¿Cuáles son los campos en los que ambas asociaciones se adentrarán, en pos de quitarle los misterios al cáncer de mama?

La profundización en la formación en materia de genética clínica, en primer lugar, tal y como han confirmado, intención que va a la par junto a la medicina genómica y el propio cáncer de mama. Asimismo, le han puesto un círculo rojo de prioridad a la promoción de la investigación clínica y epidemiológica tanto a la genética como a la patología mamaria.

La formación continuada de los genetistas clínicos también se ha llevado su apunte subrayador, en favor también de los profesionales implicados en la patología mamaria y en apoyo de la divulgación de la actividad científica en los campos ya señalados de la genética y el cáncer de mama.

Por su parte, la promoción de la genética clínica y senología, una basada en la evidencia… al igual que el fomento de buenas prácticas sanitarias, han conseguido también su categoría de relevancia.

«Hoy en día cada una de las pacientes necesita una terapia personalizada porque tiene unas características propias, bien por ella misma, bien por el tumor que padece, que requiere de un tratamiento personalizado», explicó tras la firma del acuerdo el Dr. Antonio Piñero, presidente de la SESPM y cirujano de la Unidad de Mama del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca. «¿Y qué mayor grado de personalización que estudiar la genética de cada persona?»

El experto ha destacado el papel prioritario de la genética a la hora de tratar a los pacientes con cáncer de mama. «Por eso este convenio se centra en aumentar la participación en los diferentes foros científicos de las dos sociedades y promover la investigación y la difusión del conocimiento en lo que estamos trabajando conjuntamente», defendió.

Cáncer de mama: una enfermedad con unos 34.000 nuevos casos al año

Según datos señalados por el presidente de SESPM, cerca de 34.000 nuevos casos de cáncer de mama se diagnostican al año en España; una cifra que desalienta, pero que se acoge con menos estupor al saber que «la supervivencia se ha incrementado gracias a que utilizamos tratamientos más modernos y específicos, en los que el estudio genético tiene una gran relevancia», tal y como ha querido enfatizar Piñero.

Por su parte, la presidenta de la AEGH, la Dra. Encarna Guillén, jefa también de la sección de Genética Médica del HCUVA, dirigió sus declaraciones emitidas tras la firma del convenio para exponer en términos de la importancia creciente de la medicina, lo favorecedor que es y será para el cáncer de mama esta colaboración entre ambas entidades.

«Dada la importancia creciente de la medicina personalizada dentro del cáncer de mama, de la progresiva identificación de variantes genéticas que pueden ayudar al diagnóstico, a definir un pronóstico o un potencial mecanismo de herencia, incluso la respuesta a determinados tratamientos, es importante que la Asociación Española de Genética Humana y la Sociedad Española de Senología y Patología Mamaria colaboren para progresar en el conocimiento de la base genética de este tipo de tumores, así como en la formación de los profesionales y la divulgación entre la población».

En su evaluación de la enfermedad, Guillén sostuvo durante su declaración que «se estima que hasta un 10% de los cánceres de mama puede ser hereditario». Por tanto, «conocer su base genética ayuda a prevenir y diagnosticar precozmente nuevos casos en las familias», afirmó.

«Además, para que el médico pueda indicar la terapia más idónea se necesita saber cuál es el perfil molecular del tumor para seleccionar el tratamiento más eficaz y seguro para los pacientes, lo que se conoce como terapia personalizada. Por todo ello es muy necesario alcanzar acuerdos como el que acabamos de firmar entre la SESPM y la AEGH en favor de los pacientes», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí