La pandemia sigue desbocándose en la comunidad catalana; y como medida preventiva, la Generalitat ha optado por echar el cierre al ocio nocturno durante quince días.

El sector acusa el golpe

Las últimas cifras de transmisión del virus corona arrojan casi 6.000 nuevos casos de contagios en apenas 24 horas en la comunidad catalana; por ello, la Generalitat ha decidido esta mañana volver a echar el cierre al ocio nocturno, al menos durante quince días, medida que decretó antes de su reunión de urgencia con el sector de la hostelería, principal afectado, y a espaldas de éste, según denunciaron sus portavoces.

Las festividades ya en curso, excepción al cierre

Esta medida preventiva de cerrar al ocio nocturno es la respuesta de la Generalitad al riesgo de rebrote en Cataluña, que en los últimos días registra las peores cifras desde el inicio de la pandemia, hace ya más de un año.

La medida no entrará en vigor hasta pasado mañana viernes 9 de julio, indultando a los festivales de verano a punto de celebrarse, que excepcionalmente eluden por muy poco el cierre quincenal.

Continúan los estragos económicos por el virus corona

Si en febrero de 2020 llegaba pisando fuerte la asoladora Covid-19, lo que empieza a julio de 2021 es su quinta ola, una circunstancia adversa que ya no ha podido negar la Generalitat, como ha manifestado su portavoz, Patricia Plaja:

«La pandemia no se ha acabado. Hacen falta nuevas restricciones, no se puede hacer como si ya hubiéramos superado la pandemia. La situación es extremadamente complicada, los contagios crecen de manera exponencial».

¿Qué reza el Decreto de cierre del ocio nocturno durante una quincena?

En virtud de este Decreto, que entrará en vigor el próximo viernes 9 en Cataluña, la Generalitat ha dispuesto que las discotecas y otros locales de ocio nocturno sólo podrán abrir sus espacios al aire libre. Y en lo que respecta a las actividades que reúnan más de 500 personas, el nuevo Decreto del Govern determina que éstas deberán ajustarse al protocolo de grandes acontecimientos y, por tanto, deberán exigir a los participantes un test de antígenos, PCR negativa o certificado de la pauta completa de vacunación.

«No tenemos alternativa», comentaba Plaja, rendida a las evidencias; «nos espera un verano difícil», advertía después.

Asimismo, el Govern ha pedido al Gobierno de España que vuelva a hacer obligatorio el uso de la mascarilla; y no sin admitir que no esperaban tener un verano tan complicado, han solicitado a la población:

«Pedimos a la gente que se la ponga, también en el exterior, porque esta pandemia se muestra con una virulencia que no conocíamos».

Ninguneo a los hosteleros por la Consejería de Sanidad

El principal sector afectado por el Decreto no conoció su contenido hasta su reunión con la Consejería de Sanidad. En consecuencia, portavoces de los hosteleros expresaron su disgusto porque la Consejería les hubiera dejado al margen de una medida que tanto les atañe. Lo convenido, declararon, era someterla a debate antes de decidir en cooperación, no decretar primero y limitarse a informar después.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí