Un poema

0
Tus manos fueron suaves en las mías / y yo sentí la gravedad y la luz/ y que vivías en mi corazón.

Un poema

0
Desengaño de las mujeres, soneto por don Francisco de Quevedo.

Un poema

0
Notas que vibra el arpa melodiosa / iguales en sonido; / estrellas dobles que en el alto cielo / una órbita describen;

Un poema

0
Ya en los campos de Jaén, / amanece. Corre el tren  / por sus brillantes rieles, / devorando matorrales, 

Un poema

0
Ya, pues ninguno de mi parte siento, / Filis ingrata, a ti de ti me quejo; / juzguen tus ojos, reos y testigos.

Un poema

0
Astros y fuentes y flores, / no murmuréis de mis sueños, / Sin ellos, ¿cómo admiraros / ni cómo vivir sin ellos?

Un poema

0
Parecen no acordarse de la helada rutina, / cuando las insistencias se vacían de sangre / y el espanto aprisiona como un despeñadero.

Un poema

0
De las chicas, que bien diga, el amor me fiso ruego, / que diga de sus noblesas e quiérolas dezir luego: / direvos de dueñas chicas, que lo tenedes en juego. / Son frías como la nieve e arden más que'l fuego

Un poema

0
Tanto es mi amor, por todos mis amores, / que en el jardín de la existencia mía / a verlas marchitarse día a día / preferí siempre deshojar sus flores.

Un poema

0
No basta que en su cueva se encadene / el uno y otro proceloso viento, / ni que Neptuno mande a su elemento / con el tridente azul que se serene;
Cambiar Idioma »