Este película de animación, que tiene una niña con Síndrome de Down como protagonista, está nominada a los Goya y se estrenará en cines el 10 de diciembre.

Chelo Loureiro es la directora, productora y guionista de la película de animación española, «Valentina». Este film, que dura poco más de una hora (70 minutos), tiene la particularidad de tener como protagonista a una niña con Síndrome de Down.

Cartel promocional de la película de animación «Valentina»: la niña con Síndrome de Down que suena con ser trapecista.
Cartel promocional de la película de animación «Valentina»: la niña con Síndrome de Down que suena con ser trapecista. / © filmafinitty.com

Esta película, dirigida a un público infantil y familiar, cuenta la historia de Valentina, una niña que sueña con ser trapecista y cree que no podrá conseguirlo debido a que tiene Síndrome de Down. Pero su abuela, compañera de juegos, aprendizajes y canciones, le anima siempre a perseverar por su objetivo, a través de este mensaje: «si las orugas consiguen convertirse en mariposas, nada es imposible. Nunca debemos perder la ilusión ni las ganas de aprender, mírame a mí, ¡yo todavía estoy decidida a ser directora de orquesta algún día!».

Valentina no está muy convencida de ello, pero un día, sin despedirse de su nieta, la abuela se va de viaje y decide ir en su búsqueda acompañada de su amigo Chiqui y las figuras del tablero de ajedrez.

Normalizar el Síndrome de Down

La directora explica cuál fue su motivación a la hora de hacer esta película: «yo lo que quería era contar la historia de una niña con una discapacidad, pero normalizada; que la historia no fuera sobre la discapacidad, sino sobre la historia de esa niña, en este caso Valentina, que tiene las mismas ilusiones que cualquier otro niño».

«mientras a otros niños les dan alas, a estos se las cortan. Y los niños con síndrome de Down tienen las mismas ilusiones que cualquier otro»

Además, Loureiro explicó: «con esta película no pretendo contar la historia de uno de estos niños, sino normalizar la mirada hacia estos niños y cualquier adulto. Muchas veces el resto los ve como personas diferentes, pero ellos no lo son. Son como son».

Contacto con asociaciones para el personaje principal

Para llevar a cabo su proyecto, con el mayor rigor posible y lograr su intención de «normalizar la mirada», Loureiro contactó con diferentes asociaciones a nivel autonómico y nacional para crear al personaje. De hecho, varias niñas con Síndrome de Down son las que han dado vida al personaje de Valentina. Además, las dobladoras, tanto en gallego como en castellano, también tienen Síndrome de Down.

«tenía claro que no quería poner una actriz de doblaje imitándola. No solo porque es muy difícil imitar sus voces, ya que son muy características, sino que si estamos hablando de integración no tenía sentido crear una farsa»

«En todos los centros Down acogieron el proyecto con mucha ilusión porque ellos lo que quieren es que se les visibilice y respete. Así que están entusiasmados y muy contentos por esta película», señaló Loureiro.

Cine y educación

«Generalmente las películas van dirigidas a un target de a partir de siete años, porque es la edad a la que puedes montar una historia con buenos y malos. En esta edad es cuando se consolidan de verdad los valores, en la infancia más tierna. Muchos psicólogos infantiles dicen que hasta los seis años es cuando se asientan los valores y que a partir de ahí las estructuras de personalidad están muy asentadas», explicó la directora.

«el cine es una forma de entretenimiento, pero también de educación. A esa edad los niños lo que ven lo reproducen, por eso es tan importante cuidarlos»

«Lo que me gustaría es que les gustase y divirtiera. Pero además, como los niños no van al cine solos, que les pueda servir de tema de conversación y reflexión. Porque si no tienen en su casa a alguien con estas características probablemente nunca se haya parado a pensar», puntualizó.

Talento gallego

La directora explica que, al igual que en trabajos anteriores, ha seguido una línea de animación de autor alejada de la estética de Disney y Pixar, «que a fin de cuentas es lo que vende». Por eso, escogió a David Pintor, ganador de varios premios internacionales y autor de multitud de cuentos infantiles, para ilustrar el film.

«hay que apostar por los talentos de aquí, que son muchos, tanto en España como en Galicia»

Por ello, la película está producida en Galicia y su versión original es en gallego. De hecho, a lo largo del viaje de la protagonista aparecen diferentes lugares muy reconocibles de la geografía gallega como pueden ser Santiago de Compostela, con la Plaza de Platerías y el parque de Bonaval, o Ourense.

Importancia del ajedrez en la película

Además, Loureiro quiso poner hincapié en otro de los objetivos clave de la película, el ajedrez. De hecho, sus figuras representan diferentes personajes. «Por ejemplo, en el viaje el rey y la reina hacen de alter ego de mamá y papá, y los otros son tan atolondrados como pueden ser los niños, con una personalidad infantil», indicó la directora.

«Al ajedrez puede jugar todo el mundo. Cuando planificas una historia tienes que pensar que se va a ver en todo el mundo. Nunca planifico una historia solo para mi entorno, para mi país, pienso en hacerla internacional»

Por último, os dejamos el tráiler de esta película de animación que se estrenará en los cines el próximo 10 de diciembre y que ha sido nominada a los premios Goya 2022 en la categoría de ‘mejor película de animación’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí