El hongo negro sigue aquí, y es que muchos de los pacientes que padecen o han contraído el coronavirus vuelven a estar en peligro por haber contraído una infección micótica.

A los brotes masivos del Coronavirus se suma otra variante letal, marcando el inicio de la encarnizada batalla por la vida de los habitantes de la India. Hongo Negro, o Mucormicosis, o infección micótica. La segunda ola del Covid-19 se está dejando sentir con toda su intensidad en el segundo país más poblado del mundo (más de 1.300 millones de habitantes) y a su sombra brota y crece, ponzoñosa, una enfermedad extraña y mortal. Se llama “mucormicosis”, a título científico, aunque coloquialmente ya se le conoce también como “hongo negro”, y es una infección por hongos que carga principalmente contra diabéticos, personas con cáncer y SIDA y demás enfermos inmunodeprimidos.

Una pandemia descontrolada

El Coronavirus sigue azotando a la India con nuevos casos y una cifra de infectados y muertes que crece semana a semana, por no decir a horas. Apenas llevan una semana vacunando a los adultos, pero solo el pasado sábado se informaron de 4.000 muertos al día, y el lunes se avisaron 370.000 contagios por Covid; pedir ayuda a otros países en ese panorama de falta de oxígeno y camas en la UCI, ha sido inevitable.

No obstante, a este brote masivo se suma la inesperada aparición de la mucormicosis, cuyo índice de contagio se ha visto descontrolado en poco menos de un mes. La alarma la hicieron saltar los médicos de la India, al detectar un incremento en el número de sus pacientes, hospitalizados con anterioridad por sufrir y recuperarse de la Covid-19, e ingresados de nuevo, aquejados de una nueva infección, la del hongo negro.

«Los casos de infecciones por mucormicosis en pacientes con covid-19 tras su recuperación son casi cuatro o cinco veces más numerosos que los detectados antes de la pandemia», según comunicó a AFP Atul Patel, especialista en enfermedades infecciosas de Ahmedabad.

Un auténtico quebradero de cabeza para los profesionales de la sanidad en la India, una infección tan rara como asesina que aúna su aversión por la vida humana con la fuerza contagiosa del Covid-19, que ya se ha apuntado otro tanto en su historial de récord de muertos.

¿Qué es el hongo negro?

Un tsunami que arrasa trágicamente a los habitantes de la India. El hongo negro «es una infección fúngica poco habitual, que se produce ante una exposición al moho mucor, presentes en plantas y estiércol y frutas en descomposición». El Dr. Akshay Nair, cirujano ocular de Bombay, declaró a la BBC que «se encuentra en el suelo y el aire, e incluso en la nariz y las mucosas de las personas sanas». Arremete principalmente contra el cerebro, los pulmones y los senos paranasales.

Los datos actuales no abarcan todas las regiones de la India, pero el Instituto de Educación e Investigación Médica, localizada en el Estado de Chandigarh, ha alertado de un incremento del 30% de los casos solo en dicha región. Y otros distritos como el Indore y el Maharashtra han visto aumentado vertiginosamente sus casos de hongo negro. Y es que «la Mucormicosis, si no se trata, puede ser mortal», como advirtió a todos el Consejo Indio.

¿A quiénes afecta el hongo negro?

«Esta enfermedad infecciosa afecta habitualmente a pacientes con problemas de salud previos o que toman fármacos inmunosupresores», según informa la página web del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). Por ello, los pacientes con diabetes, las personas inmunodeprimidas, y quienes han estado ingiriendo corticoides durante un tiempo prolongado se encuentran entre los grupos con más riesgo de pillar la infección por mucormicosis.

Los fármacos antifúngicos, tratamientos invasivos de anfotericina B que se dosifican por inyección, resultan claves para combatir lo que muchos ya consideran pandemia, tanto así que su actual escasez en India es otra fuente de preocupación en la crisis sanitaria que vive el país asiático. Por ello, un cirujano indio alertó el pasado jueves que «es necesario racionalizar el uso desenfrenado de esteroides», enviando su voz desde el diario local Times of India.

¿Cuáles son los síntomas del llamado hongo negro?

Al igual que ocurre con el coronavirus, el hongo negro también suele afectar a los pulmones. De hecho, entre sus principales síntomas los médicos destacan fiebre, tos, dolor en el pecho y bajo los ojos, y falta de aliento. Lo peor, no obstante, es que nunca se queda ahí, y los síntomas se agravan, derriban a una infección de naturaleza rinocerebral.

En tal caso, la enfermedad del hongo negro puede (y suele) producirle inflamación facial en un lado de la cara a quien lo padece, además de provocarle congestión nasal, dolor de cabeza y o de los senos, y la aparición de lesiones negras en la nariz o en la parte superior de la cara interna de la boca que, en general, empeoran rápidamente. Todo ello combinado causa un dolor muy agudo en el paciente, como es lógico, y a veces hasta le lleva a perder la vista o le daña el oído y el cerebro. En la mitad de los casos, según apuntan los médicos que lo han estudiado, la infección suele ser dolorosa y mortal.

Una amenaza que pende sobre todo un país

Tanto es así que otros sanitarios del país han indicado al India Today que algunos de los pacientes, ingresados por coronavirus, han tenido que ser tratados al mismo tiempo por la mucormicosis u hongo negro.

Por lo visto y por desgracia, ambas enfermedades están reduciendo al país en un patio de colegio donde ambos males juegan sin piedad a ser pandemia y colapso hospitalario, ganándose la atención y el miedo del mundo entero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí