Ibuprofeno y codeína, una combinación mortal, alertan desde la AEM

0

Tras registrar varias muertes por el uso prolongado de ciertos fármacos que combinan ibuprofeno y codeína, la AEM ha lanzado una campaña de prevención.

Existen fármacos para el tratamiento del dolor que entre sus ingredientes contienen ibuprofeno y codeína y que, por tanto, suponen un riesgo para la salud, aun cuando su tratamiento solo puede comprarse con receta médica.

Así lo ha alertado la Agencia Europea de Medicamentos (AEM o EMA, por sus siglas en español e inglés, respectivamente) al lanzar un aviso sobre consumir tales medicamentos de manera prolongada. Un riesgo al que especialmente se enfrentan los Estados miembros que permiten venderlo sin receta médica.

Cuando abusar de la codeína y el ibuprofeno cosecha efectos secundarios de lo más indeseados

Una advertencia que llega tras meses de conocer varios fallecimientos relacionados con ambas soluciones farmacológicas, por cierto, pese a que desde la AEMPS o Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios aclaran que ninguno de ellos se ha producido en España.

Y es que tomar conjuntamente estos dos principios activos, ibuprofeno y codeína, puede conllevar la aparición de «graves daños renales y gastrointestinales, incluso mortales», en palabras del Comité de Farmacovigilancia del organismo europeo antes citado, «especialmente cuando son tomados durante más tiempo y a mayores dosis de lo recomendado».

Hablamos de dos principios activos con funciones y mecanismos de acción completamente distintos, ciertamente. Así, mientras la codeína se ofrece como un opioide menor prescrito para dolores menos intensos, el ibuprofeno es un antiinflamatorio no esteroideo utilizado para el tratamiento de los dolores leves y moderados, entre otras dolencias.

¿Se pueden combinar? A priori sí, ya que juntos tienen la ventaja de potenciar el efecto terapéutico, por un lado, permitiendo rehusar los opioides más potentes para afrontar una dolencia, pero ayudando a afrontar mejor esos dolores catalogados como «moderados».

El ibuprofeno y la codeína ocupan el décimo tipo de opioide más utilizado en España en la lista del Ministerio de Sanidad; o más bien lo hace su combinado, el cual supone el 1,17 por ciento del consumo total de esta clase de medicamentos. Una tendencia que durante la última década ha ido a la baja, por cierto, llegando a descender hasta un 71 por ciento, con un consumo diario actual de 083 en dosis por cada 1.000 habitantes.

Según el Consejo General de Colegios de Farmacéuticos, son siete los medicamentos con la formulación del ibuprofeno y la codeína que actualmente cuentan con una autorización de mercantilización legal en España, si bien solo tres de ellos están a la venta en las oficinas de farmacia; se trata de Neobrufen con Codeína, Astefor en cápsulas y Astefor en sobres, y cada uno de los tres contiene 400 miligramos de ibuprofeno, por un lado, y 30 de codeína, por otra parte.

Tal y como explica la jefa de la Unidad del Dolor del Hospital La Fe, en Valencia, doctora María Ángeles Canos, el uso del ibuprofeno y la codeína «solo está justificado en periodos cortos de tiempo», ya que «el uso prolongado tiene muchos efectos secundarios además de los ahora notificados por la EMA».

Todo exceso perjudica, y la mezcla de ibuprofeno y codeína, también

Según detalla la facultativa Canos, «la codeína causa un estreñimiento pertinaz, y el ibuprofeno es agresivo para el aparato digestivo. Si el dolor se cronifica, hay otras opciones terapéuticas eficaces y más seguras».

Un pensamiento que también comparte Vicente Baos, médico de familia en el centro de salud de Collado Villalba Pueblo, en la comunidad de Madrid, quien aclara que «en la escala de tratamientos para el dolor, la combinación del ibuprofeno y codeína sería el tercer nivel».

En su clasificación, «el primero es el paracetamol y nolotil. El segundo, los AINE. Y para dolores más graves se utilizan otro tipo de opioides». El problema aparece cuando se usa en tratamientos prolongados, sin embargo, y a esa dirección apunta la advertencia de la AEM, precisamente.

«El Comité de Farmacovigilancia ha revisado numerosos casos de intoxicaciones renales, gastrointestinales y metabólicas relacionadas con el abuso» del ibuprofeno y codeína, tal y como apunta el comunicado del organismo sanitario de la UE.

Un combinado abusivo que también puede llevar a la dependencia, debido básicamente al potencial adictivo de los opioides, según la AEM, contribuyendo así a que se disparen los riesgos de los efectos secundarios peligrosos.

«Su uso prolongado puede dañar a los riñones, evitando que depuren ácidos de forma adecuada de la sangre a la orina (acidosis)», sostuvo la entidad, a lo que añade que «el mal funcionamiento de los riñones también puede reducir los niveles de potasio en la sangre». ¿Qué implica por tanto este aviso en el futuro?

Que tanto los prospectos de estos medicamentos como sus respectivas fichas técnicas sean modificados para incluir avisos sobre los riesgos detectados, básicamente; una corrección que ya se ha empezado a realizar en algunos países de la UE, por cierto, igual que la retirada de medicamentos o avisos a la población, si bien el proceso de sustitución completo puede requerir de algunas semanas más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí