Las vacunas, «un bien público» para todos

0

Las vacunas «deben ser un bien público que llegue a todos los lugares del mundo», según la secretaria de Estado de Sanidad.

Silvia Calzón, secretaria de Estado de Sanidad, ha insistido en que las vacunas contra la COVID-19 «deben ser un bien público que llegue a todos los lugares del mundo», si es que realmente se pretende acabar con la pandemia a nivel global.

Por un objetivo a nivel mundial

«Ahora que estamos inmersos en la campaña de vacunación, tenemos muy claro que las vacunas deben ser un bien público que llegue a todos los lugares del mundo», ha declarado durante su intervención en la VII edición de los Premios Afectivo-Efectivo de Janssen Pharmaceutical Companies of Johnson, en colaboración con Cátedras en Red. «Es el único mecanismo real para controlar la pandemia», resaltó.

En la línea de dicho pensamiento, recalcó después que «mientras haya países donde el virus pueda seguir circulando, se pueden seguir produciendo mutaciones de manera constante que puedan escapar a la inmunidad natural o a la de las vacunas». Por ello, «la campaña de vacunación debe garantizar que la única solución que tenemos frente al virus llegue a todos los rincones del mundo», ha reiterado. De paso, ha recalcado la importancia de «no depender tanto de la producción externa ni de EPI ni de medicamentos esenciales ni de vacunas».

Justo por ello, La secretaria de Estado de Salud explicó que «desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios se ha hecho un esfuerzo tremendo durante los últimos meses por identificar cuáles eran las capacidades productivas de vacunas para que participaran del proceso de fabricación», un reconocimiento a la labor de la EMA. «A día de hoy, un buen ejemplo de esta colaboración es, sin ninguna duda, la vacuna de Janssen, que se acaba y se rellena en Reig Jofre», ha querido reconocer.

Una lección grabada en salud

Por su parte, la consejera de Salud del Gobierno Vasco, Gotzone Sagardui, se ha puesto en concordancia con esta defensa por la globalización de las vacunas y su entendimiento como un bien público para todo el mundo, señalando a la pandemia como una lección cuyo aprendizaje más importante es que «hemos sido capaces de llegar a convivir con la enfermedad».

Sagardui refirió sobre la pandemia que «se ha llevado la vida de miles y miles de personas, ha destruido empresas y trabajo, ha reducido la calidad de vida, pero hemos conseguido normalizar la actividad laboral, educativa, el transporte colectivo o los servicios sanitarios, que se han sostenido, aunque con dificultades».

De ahí que la consejera también celebrara la comunión entre los ciudadanos y los profesionales sanitarios, diciendo al respecto que: «estos meses han servido para lograr una mayor cercanía entre los servicios sanitarios y la ciudadanía, para dar un reconocimiento social hacia el colectivo sanitario».

Entre tanto, el presidente y consejero delegado de Janssen, Luis Díaz-Rubio, ha defendido la importancia de la inversión en Sanidad, compartiendo la ideología de un bien público, llegando a afirmar: «en algunos momentos ha sido considerada como un gasto, pero como nos ha demostrado la pandemia, sin salud no hay economía ni prosperidad. Esto requiere un impulso nuevo en cuanto a inversiones e innovación, hay que ser conscientes de que para humanizar hay que tener una inversión mayor y poder dar ese tiempo a los pacientes», ha remachado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí