La ciberdelincuencia sigue en auge, desafortunadamente, con estafas y suplantaciones de identidad que empiezan, en muchos casos, en redes sociales como WhatsApp.

Al usar WhatsApp muchas veces se comenten numerosos comportamientos ilegales, algunos sin conocimiento de causa y otros hechos a conciencia. La ciberdelincuencia se enmarca en este último acto, de hecho, toda una acción de fraude y estafa que convierte a los usuarios en potenciales víctimas. Escapar de esta red y mantenerse atento es posible, sin embargo, y abajo le dejamos unas cuantas pautas de consejos y recomendaciones para estar ojo avizor y no caer en la trampa.

La importancia de resguardarse contra la ciberdelincuencia

El abogado y experto en protección de datos, Eduard Blasi, profesor colaborador además de los Estudios de Derecho y Ciencia Política en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), afirma que es posible defenderse de este tipo de delitos e infracciones. Y es que usando WhatsApp uno puede convertirse en víctima.

Una aseveración que Helena Rifà, profesora de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación de la misma institución antes mencionada, respalda a pies juntillas, aconsejando además no pinchar en aquellos enlaces que no sean de confianza. Ambos expertos han brindado diferentes recomendaciones con las que proteger y blindar mejor la seguridad de las conversaciones mantenidas por WhatsApp.

Empezando por borrar los mensajes recibidos desde usuarios no reconocidos, englobando en esta categoría a todas aquellas personas que uno no tenga registrado en la agenda. ¿Y por qué? Debido a que puede tratarse de mensajes nocivos que pertenecen a usuarios maliciosos, los cuales han dado con el número de teléfono de alguien a través de internet o de la llamada web oscura (dark web).

El objetivo de estos enlaces no es otro que inducir a quien los abra a acabar en una web maliciosa desde la que intentar sustraer credenciales de acceso, datos bancarios y otras informaciones personales.

Otra medida de seguridad que ambos entendidos en la materia de protección de datos recomiendan realizar en WhatsApp es mantener ordenada y «limpia» la cuenta. ¿Cómo? Primero abandonando los grupos que ya no se usan, y luego eliminándolos del todo del historial del chat.

Asimismo, es importante descartar del WhatsApp los mensajes con información muy atractiva; es decir, aquellos que invitan a hacer una acción instantánea y que además no ofrezcan margen para pensar en las consecuencias de lo que se está haciendo.

Según los dos facultativos, tampoco está de más revisar las noticias que se reciban mediante mensajes reenviados muchas veces, dado que la mayoría de ellos suelen ser noticias falsas.

Es importante recordar, de igual forma, que las empresas nunca utilizan WhatsApp para enviar y notificar sobre sus suscripciones y pagos, así que es preciso hacer caso omiso de esos mensajes que avisan de que ciertos servicios, normalmente alguno del que uno dispone, va a dejar de estar activo, exigiendo así una nueva suscripción. Tal es el caso de esas supuestas alertas de WhatsApp, sin ir más lejos, donde se anuncia que el servicio de mensajería instantánea va a dejar de ser gratuito, demandando una suscripción de pago para continuar disfrutando de sus servicios.

¿Qué es la ciberdelincuencia?

Mensajes cortos, problemas grandes y graves. La ciberdelincuencia es una técnica de robo de muchas caras que, en el caso de WhatsApp, por ejemplo, empieza enviando un SMS a un usuario y termina en robo virtual y estafa económica, tal y como detalla el Instituto Nacional de Ciberseguridad de España.

Hablamos de un delito penado que ejecuta un ciberdelincuente al hacerse pasar por una entidad legítima entre muchos papeles, ya sea banco, red social e institución pública, por ejemplo, a fin de sustraerle información privada a un usuario, llegando a veces a realizarles un cargo económico, incluso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí