Cómo mejorar la señal wifi de su casa

0

La señal wifi es un signo de radio que un enrutador inalámbrico le envía a un dispositivo cercano, que lo traduce a datos que permiten conectarse a internet.

Hay veces en que la señal wifi de casa no llega con toda la intensidad, siendo más elevada en algunas estancias que en otras. En otras ocasiones, incluso, la cosa va a peor y la señal de wifi se desconecta cada dos por tres, causando indeseados parones en esos vídeos o episodios que se están visualizando en internet. Descuide, que abajo le dejamos unos cuantos consejos útiles para que esto no suceda o, como mínimo, para que su red vaya a mejor potencia.

¿Qué es la señal wifi?

Todas las compañías telefónicas y móviles proclaman vender una señal de wifi de lo más excelente. Pero ¿sabe realmente a qué se refieren con eso? La señal wifi no es más que las ondas de radio que un enrutador inalámbrico o rúter, conectado a un módem de Internet, le transmite a un dispositivo que se encuentre dentro de su área de cobertura, y el cual debe mantenerse conectado por cable a la red para poder disfrutar de sus datos de manera ilimitada.

El problema aparece cuando las ondas de radio que recibe el rúter de casa no llega por igual a todas las estancias, un inconveniente en el que también interfiere el lugar y modo en el que está colocado el rúter, hasta el punto en que algunas zonas reciben muy poca o nula cobertura; y esto puede suponer una verdadera complicación cuando encima hay varios dispositivos enganchados a la misma red.

He ahí la importancia de conocer cómo mejorar la señal wifi de la red; uno, para sacarle partido a todos los beneficios del servicio, y dos, para no llevarse sustos o disgustos o pensar que alguien le está robando el internet, o que la compañía no está cumpliendo con lo contratado. Los pasos son sencillos, útiles y eficaces, y le permitirán disfrutar de toda la velocidad y cobertura de su red en todo el domicilio.

Cambie de rúter

Este dispositivo se lo puede dispensar la propia compañía con la que tenga contratado el internet de casa; y es una petición absolutamente normal, además, dado que los años no pasan en balde e igualmente desgastan… incluso a estos artículos tecnológicos.

Solicitar un reemplazo del rúter cuando la señal de wifi da fallos resulta lo más fácil y lo más barato, ciertamente, y más tras tres años seguidos con el mismo dispositivo. ¿La compañía se podría negar? Seguro que lo harán, es algo casi automático para ellas; pero tampoco mucho, dado que es una eventualidad que también contemplan, por lo que solo habrá que insistir un poco. ¿El cambio saldrá gratis? Quizá, aunque no siempre, pues hay compañías que a veces cobran el rúter y en otras ocasiones también ponen precio a la instalación.

¿Qué hacer cuando, pese a todo, la compañías se niega a proporcionarle otro rúter? En ese caso no queda más remedio que comprarse uno por cuenta propia. Uno mejor, potente, que desde luego cumpla con unos requisitos de calidad tecnológica, y desde luego permitan visualizar los vídeos sin parones ni desconexiones wifi.

Este último truquillo tiene un pequeño problema, sin embargo; y es que la sustitución por cuenta propia exige conocer ciertos parámetros de ajustes, una información que no todos los operadores proporcionan. ¿Solución a esta solución?

Configurar el nuevo rúter en la misma serie del viejo, titulándolo con el mismo nombre de red y dándole la misma contraseña; de esta manera los dispositivos de casa se conectarán a la nueva red sin problemas, y de manera automática, además.

Solicitar una reconfiguración de los canales

Cabe aclarar que los canales son esas frecuencias por las que se emiten las ondas del wifi; conductos que al estar abiertos pueden acabar saturados por otras emisiones externas como la señal wifi de los vecinos, sin ir más lejos.

Un simple cambio del canal de emisión puede hacer maravillas de mejora en la calidad de la red de casa, ciertamente, un reajuste que puede realizar la operadora de turno o, si tiene conocimientos en la materia, uno mismo u otra persona de confianza; bastará con entrar en la configuración del rúter del domicilio y seleccionar el canal adecuado que corresponda al domicilio.

Otro truco casi infalible para reforzar la señal wifi de casa consiste en actualizar el firmware del rúter, tarea que de nuevo puede hacer uno mismo o, si se prefiere, la propia operadora con la que se haya convenido el internet.

La actualización, en ambos casos, se realiza desde la configuración del rúter.

Y ya que hablamos de este módem, decir que a veces, con solo colocar bien el rúter hasta posicionarlo en un lugar centrado y visible se obtiene el cuarto truco para mejorar la señal wifi de casa; un gesto sencillo, sí, pero que en muchas ocasiones conlleva grandes resultados.

Y es que guardar este objeto en un armario, esquina o dejarlo en el mismo suelo no es una buena idea, ya que en tales posiciones las ondas de radio se topan con más obstáculos, por lo que al final se consigue perder cobertura y velocidad de conexión las más de las veces.

¿Lo más aconsejable? Dejarlo en el centro de la casa o, en su defecto, en la zona más céntrica posible; lo ideal, de hecho, es colocarlo sobre algún mueble, con las antenas bien orientadas para que expandan la señal en todas direcciones, y siempre en función del número de antenas con las que cuente el rúter, por supuesto.

Asegurarse de conectarse a la banda adecuada

Hay modelos de rúter que envían su señal de wifi en dos bandas diferentes: una a 2,4 GHz y otra a 5 GHz, distinguibles entre sí por el «5G» o «PLUS» con el que terminan el nombre de las dos redes que emiten; y que no se debe confundir con la red de datos móviles 5G (5ª generación), por cierto, ya que no tienen nada que ver, siendo que ésta última es sucesora de la 4G.

El hecho de que la primera de ellas sea más estable, con una cobertura mucho más mayor que atina a llegar más lejos, si bien con una velocidad menor, explica el por qué es importante verificar que la red de casa u oficina está enganchada a la adecuada; y más cuando la segunda, la normalmente finalizada en «PLUS», tiene menos alcance, pese a lo cual proporciona una mayor velocidad de conexión.

¿Qué es lo aconsejable en estos casos? Conectar los equipos a una u otra red, teniendo en cuenta el uso que se le vaya a dar a ese dispositivo y la frecuencia de utilización, por un lado, así como la necesidad de calidad y velocidad de la señal wifi que se requiera para el rendimiento de ese dispositivo en cuestión, por otra parte.

Repartir PLCs en puntos estratégicos de la casa

Los PLC son amplificadores o extensores wifi que ayudan a que la cobertura de la red llegue a esas estancias que no se han enterado de que el rúter ya está cambiado y es nuevo, y que el módem se ha colocado en un sitio mejor, con las antenas bien erguidas en la dirección conveniente. Lo mejor de estos dispositivos es que su instalación es muy sencilla, habiendo ya en el mercado diversos modelos entre los que poder elegir.

Así, dentro de estos amplificadores se encuentran los repetidores wifis, los cuales deben colocarse en un lugar que ya reciba un mínimo de cobertura, de modo que solo tengan que amplificarla y dirigirla hacia otras estancias. Pero también están los PLC, reconocibles por recurrir a la red eléctrica para llevar la señal wifi, óptimas sobre todo para esas habitaciones que por estar muy alejadas del rúter no reciben ni un átomo de onda del internet.

Porque una pequeña ayuda extra nunca viene mal

Por otra parte, existen asimismo unas cuantas aplicaciones móviles que permiten conocer la verdadera señal wifi que se está recibiendo en todo momento; y no solo a nivel general de todo el hogar, ojo, sino incluso de un modo específico, por plantas, estancias y rincones.

Tal es el caso de CoberApp’, por ejemplo, que permite hacer un test de velocidad y medir la velocidad de subida y bajada en un lugar determinado de la casa; amén de ser consciente de la auténtica cobertura que cada operador móvil le podrá ofertar.

Siguiendo por esta senda de cata de velocidades, también es posible recurrir a este comprobatorio online de velocidad inalámbrica que, como su nombre bien indica, permite someter a la señal wifi de casa a una completa prueba de calidad de conexión; por lo que sí, podrá conocer la latencia de la conexión, a la par que mantenerse informado sobre la calidad de la navegación web.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí