¡Adelgace las piernas con estos ejercicios!

0

A base de ejercicio, dieta, constancia y hábitos saludables, perder la grasa interior de los muslos es absolutamente posible. ¿Cómo? Conozca abajo las claves.

Los muslos siempre han estado en la lista de las partes más difíciles del cuerpo en conseguir rebajar pero lucir unas piernas esbeltas y en forma exige ejercicio y una dieta saludable, amén de unos buenos hábitos alimenticios y la práctica regular de los seis ejercicios que abajo le compartimos. Todos ellos, en conjunto, ayudan a perder la grasa interior de los muslos, por descontado; a cambio de mucha constancia, eso sí.

Hacer sentadillaS con el refuerzo de una pelota de ejercicio

Este ejercicio consiste en agarrar una pelota, colocarla en la pared en alineación con la curva de la espalda y, con los pies separados a la altura de los hombros, ponerse de pie, al tanto uno presiona la pelota contra el muro. El truco está en flexionar lentamente las rodillas y descender hasta acabar en la misma posición que se adquiere al ir a sentarse.

Para que haga efecto, por supuesto, es preciso mantener esta posición durante unos tres o cinco segundos, para luego volver a ponerse en pie, despacio, manteniendo en todo momento la presión de la pelota contra la espalda. Y repetirlo diez veces, como mínimo, con un tiempo de descanso entre medias de 30 segundos.

Hacer círculos con una pierna

Este ejercicio resulta de mucha ayuda a la hora de perder rápidamente la grasa interior de los muslos. Aunque para su realización primero es preciso tumbarse de espaldas, extender los brazos a ambos lados del cuerpo, con las palmas hacia abajo y, una vez se esté bien posicionado, elevar una pierna hacia el techo.

Después hay que girar la pierna ligeramente hacia fuera, conteniendo la respiración mientras se traza un círculo con la misma extremidad levantada, y luego toca mover toda la pierna, manteniendo el resto del cuerpo quieto, eso sí, siempre apoyado en el suelo.

Lo importante, eso sí, es girar las piernas hasta cinco veces en el sentido de las agujas del reloj, y luego hacer lo propio en sentido contrario, cambiando después a la otra pierna para ejercitarla también. Se recomienda repetir esto unas tres o cinco veces en total.

Hacer sentadilla con salto

Con este ejercicio hay que empezar de pie, manteniendo los pies juntos, los brazos doblados y las manos entrelazadas detrás de la cabeza. Después hay que saltar, conservando esa misma posición y con los pies hacia fuera; agacharse enseguida al tocar suelo, sin romper la postura de los brazos.

Luego hay que extender las piernas y volver a saltar, esta vez con los pies en la posición inicial y, una vez así, saltar de nuevo con los pies hacia fuera. En esta práctica se recomienda tres series de 12 repeticiones, con otros 30 segundos de descanso entre medias.

Dar una estocada con la ayuda de unas mancuernas

Para perder la grasa interior de los muslos con este ejercicio uno se debe colocar con los pies separados y alineados con los hombros, sosteniendo una mancuerna en cada mano.

Después hay que adelantar con un paso una de las piernas, flexionar las rodillas hasta que la rodilla de la pierna que se haya quedado atrás casi toque el suelo y, a continuación, llevar el cuerpo hacia atrás hasta la posición inicial. Luego solo resta hacer lo mismo con la otra pierna, y hacer un mínimo de diez repeticiones con cada una de ellas, dejando unos segundos de descanso entre medias, como siempre.

Puente de glúteos

Otro ejercicio muy recurrente y eficaz a la hora de perder la grasa interna de los muslos es el llamado puente de glúteos’, consistente en tumbarse bocarriba, con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo.

Y, sin contrariar esta posición, levantar las caderas del suelo hasta el punto en el que el cuerpo forme una línea recta que empiece en los hombros y termine en las rodillas. Es preciso hacer una pausa en esta posición exacta, a fin de que la tensión del cuerpo haga su efecto físico, para luego descender lentamente hasta descansar el cuerpo en el suelo. En esta ocasión se suele recomendar hacer dos series de 12 segundos cada una.

Sentadilla Plié, un aliado para deshacerse de la grasa interior de los muslos

La primera pauta de esta práctica es extender los pies con los dedos hacia fuera; hecho esto, el ejercicio comienza doblando las rodillas hasta colocarse en cuclillas, siendo el tope máximo donde uno pueda llegar.

En esta misma posición, hay que incorporarse apoyándose únicamente en los talones, haciéndolo lentamente y tensando tanto los músculos como los glúteos. Se aconseja completar tres series de este ejercicio, con 12 repeticiones y breves segundos de descanso entre medias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí