Tener una vida sexual satisfactoria pasados los 60 años, además de ser un tabú, depende de para quién, es posible. En Prensa Social le explicamos cómo.

Existe la creencia generalizada, pero no por ello cierta, de que la vida sexual satisfactoria es una entelequia a partir de cierta edad. Si bien es verdad que la llegada de la menopausia, en las mujeres, y la andropausia, en los hombres, afectan a la frecuencia y la intensidad de las relaciones sexuales, también lo es que el sexo a partir de los 60 es beneficioso para la salud en general.

Así lo afirman diferentes y variados estudios. Entre otras utilidades, tener una vida sexual satisfactoria pasados los 60 años favorece la salud cerebral, según afirman Hayley Wright, Rebecca A. Jenks y Nele Demeyere en el artículo ‘La actividad sexual frecuente predice habilidades cognitivas específicas en adultos mayores’, publicado en 2019 en ‘The Journals of Gerontology’. 

Como ejercicio físico que es, la actividad sexual frecuente también beneficia al corazón, pues reduce el riesgo de padecer hipertensión. No obstante, en el caso de los hombres, y sobre todo aquellos con problemas cardiovasculares, lo aconsejable es controlar la frecuencia, para evitar efectos inversos. Según una investigación realizada en Estados Unidos y publicada en 2016 en Sage Journals, los hombres mayores que practican sexo una vez a la semana o más duplican el riesgo de de padecer problemas cardiovasculares. En parte, este peligro puede estar motivado por el abuso de fármacos para aumentar la potencia sexual, como la pastilla azul, la gran apuesta.

Hay fármacos, como Viagra, que ayudan a tener una vida sexual satisfactoria. Sin embargo, pueden tener efectos secundarios de riesgo cardiovascular. / ©PublicDomainPictures.
Hay fármacos, como Viagra, que ayudan a tener una vida sexual satisfactoria. Sin embargo, pueden tener efectos secundarios de riesgo cardiovascular. / ©PublicDomainPictures.

Además, el sexo también reduce el riesgo de padece cáncer de próstata, según un informe publicado recientemente por la revista ‘European Urology‘, y mejora la salud mental, como concluye otro estudio publicado en la revista ‘Sexual Medicine‘.

Tips para una vida sexual satisfactoria más allá de los 60

Tener una vida sexual satisfactoria más allá de los 60 años implica realizar algunos esfuerzos. La condición física a esa edad se ve mermada por el paso del tiempo y tanto hombres como mujeres tienen dificultades para alcanzar orgasmos más cortos y para los que necesitarán más tiempo de recuperación.

A ello hay que sumar los efectos secundarios que tienen ciertos medicamentos que se usan para tratar enfermedades sobrevenidas por la edad, como la diabetes, la hipertensión o la artrosis. Algunos de ellos son la falta de deseo sexual, la sequedad vaginal o la disfunción eréctil, por poner ejemplos.

Pero que no cunda el pánico. Porque mientras hay deseo, hay esperanza. Y estos y otros cambios fisiológicos que afectan a la salud sexual, tienen remedio. Y aunque no será igual que con 20 años, tener una vida sexual satisfactoria más allá de los 60 es no solo posible, sino también recomendable.

«Es importante promover un envejecimiento activo y saludable, dando vida a los años y no al revés»

‘El sexo en la tercera edad’, de Sanitas.

El modo de envejecer afectará directamente a la vida sexual. «De ahí la importancia de promover un envejecimiento activo y saludable, dando vida a los años y no al revés», afirman en Sanitas. Según apuntan en el post ‘El sexo en la tercera edad’ publicado en el blog de su web oficial, «habrá que cambiar algunos hábitos, eso sí, pero se puede y se debe vivir una sexualidad muy satisfactoria».

Entre otros consejos para tener un envejecimiento activo y, por tanto, una vida sexual satisfactoria, los profesionales de la aseguradora médica recomiendan luchar contra la pasividad y hacer deporte; eliminar hábitos tóxicos, como el alcohol y el tabaco; llevar una alimentación saludable; evitar el aislamiento y estar activo socialmente, y evitar el estrés. Además, siempre se ha de «consultar con el geriatra cualquier duda o problema que pueda surgir en relación a la vida sexual», concluyen.

Asimismo, teniendo en cuenta la condición física de cada miembro de la pareja, se podrán llevar a cabo unas prácticas mejor que otras. En el artículo ‘Posturas sexuales para personas mayores‘ se recomiendan cuáles son las mejores en caso de problemas de columna, espalda, cardiovasculares o incluso de rodillas. Para que nada, ni siquiera la edad, ponga límites a una vida sexual satisfactoria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí