En esta publicación descubrirá los cinco pueblos más antiguos de España, perfectos para una escapada rural de fin de semana.

La idea de viajar, en muchas ocasiones, la relacionamos con desplazarnos a otro país. Pero no es necesario. También en España tenemos multitud de lugares destacados sin necesidad de realizar un gran trayecto para llegar a ellos. En esta publicación podrá descubrir los cinco pueblos más antiguos de nuestro país y su atractivo cultural.

Estos pueblos destacan por sus murallas, calles empinadas, viviendas antiguas y su importancia histórica

De manera global, todos los pueblos que vamos a mencionar se caracterizan por tener poca población, estar rodeados de naturaleza destacada y ser considerados como Monumento Nacional o conjunto Histórico-Artístico.

Brasoñera (Palencia)

El primero sobre el que vamos a hablar está en la provincia de Palencia (Castilla y León) y está considerado de manera oficial como el pueblo más antiguo del país: Brasoñera. Este municipio recibió en el año 824 la primera ‘Carta Puebla’ entregada en España, otorgada por el conde Munio Núñez a sus súbditos.

Esta localidad está situada a 1.200 metros de altitud en el Parque Natural de Fuente Cobre

Este pueblo, de alrededor de 200 habitantes, destaca por su naturaleza ya que está en plena cordillera Cantábrica. Además, cuenta con un potente patrimonio histórico en el que destaca la iglesia de Santa Eulalia y su cementerio. Las rutas y senderos cercanos no son accesibles y el desnivel de sus calles hace que sea necesario una buena movilidad.

Besalú (Gerona)

Otro de los pueblos más antiguos de España está en la provincia de Gerona (Cataluña). Besalú es una localidad que destaca por sus características medievales y está declarada como conjunto Histórico-Artístico nacional. El casco antiguo es de gran valor histórico: calles estrechas en el barrio judío, baños medievales y el Puente Viejo (arte románico del siglo XII), entre otros.

Podrá visitar el Monasterio de Sant Pere, la iglesia de Sant Vicenç o la sinanoga

La accesibilidad del municipio es deficiente ya que para llegar a las zonas interiores donde se sitúan los monumentos históricos deberá atravesar calles con adoquines. Además, las rutas de senderismo cercanas tampoco están adaptadas para personas con discapacidad.

Buitrago de Lozoya (Madrid)

El tercero de los pueblos más antiguos de España es Buitrago de Lozoya, situado en la sierra de Guadarrama en la Comunidad de Madrid. Destaca por su gran muralla de más de 800 metros. Se puede acceder por dos euros a uno de sus tramos y es accesible para personas con discapacidad.

Vista panorámica de Buitrago de Lozoya
Vista panorámica de Buitrago de Lozoya. / © Ayuntamiento de Buitrago de Lozoya

Esta localidad, declarada como conjunto Histórico-Artístico y Bien de Interés Cultural, también destaca por su naturaleza. Es recomendable, si no tiene problemas de movilidad, subir a disfrutar de la vista que se aprecia en la imagen desde el otro lado del río. También puede visitar el Castillo de los Mendoza, el Puente del Arrabal, la Torre del Reloj, la iglesia de Santa María y el pequeño museo sobre Picasso.

Sepúlveda (Segovia)

Sepúlveda, situado en Segovia, es otro de los pueblos más antiguos y bonitos de España. También tiene un fuerte carácter medieval y se la conoce como ‘la villa de las Siete Puertas’. Destaca por su muralla del siglo X, las puertas del ‘Ecce Homo’, la Plaza Mayor, el castillo de Fernán González, la casa del Moro, el santuario de la Virgen de la Peña o la iglesia de Santiago.

Además, está ubicada muy cerca del Parque Natural de las Hoces del Duratón, que destaca por el avistamiento de buitres. En la oferta de senderos que ofrece para disfrute de la fauna y la naturaleza no aparece ninguna especificación sobre la accesibilidad de las rutas.

Calatañazor (Soria)

El último de los cinco pueblos más antiguos de España que vamos a mencionar es el de Calatañazor, situado en la provincia de Soria (Castilla y León). A sólo 33 kilómetros de la capital, encontramos esta localidad que no llega ni al centenar de habitantes en la actualidad.

La leyenda cuenta que en esta localidad ‘Almanzor perdió su tambor’

Su accesibilidad no es correcta ya que las calles del pueblo están empedradas y con desnivel. En este municipio, que se encuentra al lado del barranco de la hoz del río Milanos, podrá disfrutar de la naturaleza que le rodea y de las ruinas de un castillo perteneciente a los siglos XIV y XV.

Además, podrá visitar la iglesia de Nuestra Señora del Castillo (mezcla de estilos gótico y románico), las ermitas de Santa Ana y de San Juan Bautista o una parte de la calzada romana ‘Las Ruinas de Voluce’.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí