Afrontar el copago farmacéutico llega a ser inviable si se vive de una pensión. Algunos medicamentos no debe pagarlos si es pensionista.

Los españoles beneficiarios de pensiones contributivas están exentos del pago de medicamentos porque la Seguridad Social cubre todos los gastos, esto supone alrededor de 3,5 millones de personas.

Debido al copago farmacéutico, determinados grupos de población también han quedado exentos. La llamada cofinanciación de medicinas en pacientes crónicos conlleva al abono de parte del medicamento por parte del enfermo si bien, hay que recordar que esta medida se puso en marcha por el abuso que existía y para contener el gasto.

Actualmente se determinan tres niveles a la hora de establecer dichos criterios: renta, grado de enfermedad y edad del paciente.

En la modificación de la Ley de Presupuestos Generales del Estado del año 21 se eliminaron distintos grupos de población y se apostó por proteger a los más vulnerables, alrededor de seis millones de personas, si bien quedan exentos los siguientes:

  1. Aquellas personas pensionistas que perciban rentas inferiores a 5.635 euros al año; beneficiarios de una pensión contributiva con rentas inferiores a 11.200 euros (en caso de no estar obligados a presentar la Declaración de la Renta por IRPF).
  2. Menores de edad con un grado de discapacidad igual o superior al 33%.
  3. Beneficiarios de la prestación por hijo o menor a cargo en Régimen de acogimiento familiar permanente o guarda con fines de adopción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí