Covid persistente: el Aplidin induce a la esperanza

0
445

El Aplidin, un medicamento previsto para 2022, se encuentra en la última fase de ensayo, tras obtener resultados positivos en pacientes con covid persistente.

Mientras la incidencia de casos por coronavirus desciende a unos mínimos históricos en España, y la opinión esperanzadora de que todo lo malo de la pandemia ya ha ocurrido se extiende por la población como una pólvora crédula e ilusa, llevando a muchos a bajar la guardia, la carrera científica contra la covid persistente continúa, no obstante, desarrollándose a intensos niveles.

Un medicamento gallego contra la covid persistente

Las vacunas contra el coronavirus ¿son efectivas? El consenso médico afirma que sí, respaldando su asentimiento en las evidencias de protección a la población, al reducir los efectos dañinos del virus SARS-CoV-2 en el organismo. ¿Restaron su eficacia los contagios? De nuevo la opinión generalizada de médicos apunta en la misma dirección: no.

Y es que sigue habiendo contagios, muchos de los cuales derivan en hospitalizaciones, varios de los cuales acaban en defunciones; una avalancha de rocas contra la vida que catapulta sobre todo a personas mayores.

A la vista de que ni Pfizer ni Moderna ni Janssen ni ninguna de las vacunas existentes actualmente en el mercado pueden garantizar una invulnerabilidad completa y absoluta contra el coronavirus, no son pocos los científicos que han optado por invertir sus esfuerzos en la tarea de conseguir otro tipo de medicamentos con los que combatir la enfermedad.

Es el caso de la gallega PharmaMar, cuyo fármaco Aplidin ha conseguido elevarse por encima de otras respuestas anticovid y resonar cada vez más fuerte entre los entendidos en la materia.

Y es que ha demostrado tener un alto potencial en las dos primeras fases del ensayo clínico, un éxito al que ahora se ha sumado sus resultados eficaces y positivos obtenidos en pacientes con covid persistente, prueba que pudieron realizar al iniciar la tercera fase de ensayo el pasado 29 de abril, con el visto bueno de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. ¿Y en qué se basan estas premisas favorables?

En el hecho de que un paciente con covid persistente y que además padecía leucemia dejó de ser dependiente de oxígeno siete días después de haber empezado a recibir el tratamiento de Aplidin, o eso declaró José María Fernández de Sousa, presidente de la compañía gallega de PharmaMar, durante la celebración del ‘II Simposio Observatorio de la Sanidad: las lecciones de la Covid’, organizado por Invertia entre los días 13 y 16 del pasado septiembre. En palabras de Fernández de Sousa, los progresos del medicamento se realizan ahora «a velocidad de crucero».

No es de extrañar, pues, que se mostrara esperanzado al esbozar el futuro de la compañía, afirmando en el mismo discurso que calculan que «la incorporación de México, Brasil y Argentina ayude al estudio», el cual, por supuesto, se está llevando a cabo en varios países, entre ellos España, donde la fase de reclutamiento contará con unas 600 personas en total, aproximadamente, con el «final de año» como fecha prevista para su finalización.

Un futuro en el que la empresa se ha propuesto seguir avanzando a golpe de pasos firmes pero seguros que hagan que el medicamento se ponga en circulación durante el próximo 2022.

¿Qué es el Aplidin?

Se trata de un medicamento con propiedades antivirales desarrollado específicamente contra el coronavirus, que ha cosechado por un lado el visto bueno de la comunidad científica, y ha demostrado por otro lado tener una carga antiviral muy superior a la del resto de fármacos utilizados hasta la fecha, cuyo componente clave, además, es la plitidepsina. La sorpresa ha venido después, cuando además ha probado ser un buen combatiente de la covid persistente.

«Lo sabíamos de forma cualitativa, pero pedimos a un análisis cuantitativo, y el resultado fue espectacular», declaró con orgullo el presidente de PharmaMar. «Todos los que han probado este fármaco comparándolo con otros antivirales han coincidido en que éste es el más potente», aseguró a pies juntillas, aludiendo directamente a los resultados de una trayectoria no ha tardado en ser avalada por la opinión de los expertos.

Así, la compañía asegura que su Aplidin ha ido demostrando buenos resultados tanto con los pacientes de covid persistente como con el proceso restante. Un medicamento que, en palabras de Fernández, contribuye a mejorar la respuesta frente al coronavirus, logrando reducir la dependencia de oxígeno, a la par que ayuda a rebajar también los plazos de hospitalización.

Un detalle que se vuelve aún más notable en aquellos pacientes con covid moderado a los que se les administró una dosis de 2,5 miligramos del fármaco, logrando recibir el alta médica «entre el día cinco y el día ocho».

A la espera de que concluyan sus ensayos, el Aplidin es de uso hospitalario, administrado mediante inyección intravenosa, si bien el equipo científico del medicamento que también ha apoyado a los pacientes de covid persistente trabaja en las alternativas «intranasales o la vía oral», según aseveraciones de Fernández de Sousa, quien tampoco dudó en apostillar que entre las muchas ventajas que le ve al Aplidin destaca, cómo no, su efectividad contra las diversas cepas registradas hasta ahora, como también contra otros coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí