Yvelise Barrios, inmunóloga del Hospital de Canarias, crea una prueba cutánea que es capaz de medir la inmunidad celular contra la Covid.

Vivimos un momento en el que España sigue inmersa en la ola producida por la variante Ómicron y en el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) anuncia para febrero un cambio de planes frente a la pandemia producida por la Covid-19: pasaremos a una «fase de control sostenido».

Covid: dosis de refuerzo

Ante esta circunstancia, la mayoría de los países desarrollados continúan administrando dosis de refuerzo para reducir los casos de coronavirus entre sus ciudadanos. Una decisión que, según la OMS, «no es una estrategia sostenible». De la misma manera, la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), ha reiterado en varias ocasiones que «inyectar una dosis cada poco tiempo puede sobresaturar el sistema inmune con el mismo antígeno».

Los inmunólogos argumentan que «no hay evidencia científica que avale la necesidad de un tercer pinchazo en personas sanas y jóvenes» y «los datos obtenidos hasta ahora reflejan una potente respuesta celular de la inmunidad tras el contacto con el virus o la vacuna»

Una prueba cutánea para conocer la inmunidad celular

Por todo ello, los expertos consideran que, para poder seguir un criterio científico a la hora de vacunar, «sería interesante medir esa inmunidad celular, la generada por los linfocitos T, antes de hacerlo indiscriminadamente a todo el mundo».

Covid: un test le dirá si necesita otra dosis de refuerzo
Imagen de un brazo con la prueba cutánea que le dirá si necesita otra dosis de refuerzo contra la Covid. / © La Razón. Archivo

En esta línea, va la prueba cutánea que ha desarrollado Yvelise Barrios, inmunóloga del Hospital de Canarias, para poder medir la inmunidad celular y conocer si la persona necesita o no una nueva dosis de refuerzo contra la Covid. «Su uso podría ayudar a racionalizar la pauta de vacunación para individualizar las decisiones», indica.

«Es fácil de interpretar. Si se produce una reacción inflamatoria y aparece una rojez en el brazo, la persona necesitará otra dosis de refuerzo. Puede ayudar a responder incógnitas sobre la duración de la inmunidad de los vacunados»

«Con un simple pinchazo superficial sabremos si la persona necesita o no una dosis de refuerzo contra la Covid-19 al identificar los linfocitos T específicos para la proteína Spike en una persona vacunada o que ha pasado el Covid-19», explica Barrios.

Resultados y desarrollo comercial

Además, Barrios señala: «los resultados se ven en 12-72 horas y su precio rondaría entre 20 y 30 euros. La prueba se basa en el mismo principio que el test de la tuberculosis, pero adaptado al coronavirus. Es fácil, es barato, se puede interpretar a distancia…para mi es ideal»

«la fiabilidad es muy alta. Hicimos un primer estudio con compañeros que habían recibido las dos dosis y solo en uno salió negativo»

Por último, la inmunóloga concluye: «nosotros no estamos capacitados para hacer el desarrollo comercial porque somos un hospital pequeño, por eso publicamos los datos, pero parece que la empresa canadiense Biovaxy lo está haciendo y estará disponible en los próximos meses».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí