El subsidio para mayores de 52 años es una prestación otorgada por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para desempleados hasta que alcancen la edad de jubilación.

Recientemente, el Gobierno ha implementado nuevas modificaciones en este subsidio. Estos cambios son significativos y afectan directamente a los beneficiarios:

  •  Al contrario a lo esperado por muchos, la cuantía del subsidio no ha experimentado un aumento se mantiene en el 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), lo que deja la ayuda en 480 euros al mes. Lo que sí es cierto es que el IPREM todavía no se ha actualizado para el año 2024.
  • Si este indicador público aumentara también lo haría la cuantía de la ayuda para mayores de 52 años.
  • Se reducirán las cotizaciones: una de las modificaciones más relevantes es la disminución en las cotizaciones a la Seguridad Social. Este es un cambio sustancial para aquellos que soliciten este subsidio a partir del 1 de junio de 2024, ya que en la actualidad la cotización por este subsidio es del 125% de la base mínima y esto irá bajando. Así en 2025 la base de cotización será del 115%, en 2026 será el 110% y en 2017 quedará fijada en el 105%.
  • Trabajar y cobrar la ayuda como complemento de apoyo al empleo. Por último, la nueva regulación del Gobierno también establece que se puede compatibilizar el cobro del subsidio del paro con un empleo. Así pues, aquellos que cobren un subsidio y se reincorporen al mercado laboral, ya sea a tiempo completo o a tiempo parcial, esta ayuda para mayores de 52 años pasará a ser un complemento de apoyo al empleo.

Si usted considera que debe recibir este subsidio porque están en paro y tiene 52 años debe cumplir estos requisitos:

  1. .Tener esa edad o más en el momento de la solicitud.
  2. Estar inscrito como demandante de empleo durante un mínimo de un mes desde el agotamiento de la prestación por desempleo.
  3. Haber cotizado por desempleo un mínimo de 15 años a lo largo de su vida laboral.
  4. Cumplir con los requisitos para acceder a la jubilación contributiva, excepto por la edad. Anteriormente los que percibiera este subsidio debían acogerse a la jubilación anticipada, pero ya no es el caso.
  5. No tener ingresos superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), excluyendo las cotizaciones a la Seguridad Social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí