De dónde viene: lavabo

0
Lavabo inter innocentes manus meas, imagen cortesía Renata Sedmakova / Shutterstock.

Del lat. lavabo [inter innocentes manus meas]: ‘lavaré [mis manos entre los inocentes]’, palabras del salmo 26 que pronunciaba el sacerdote mientras se lavaba las manos antes de la consagración, de las cuales la primera acabó designando el recipiente en que lo hacía.

Fuente: DRAE.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí