Desaparecen las libretas de ahorro y si permanecen, serán con comisiones

0

Según datos ofrecidos por la entidad Caixabank, hasta un 74% de los mayores utilizan la libreta, seguido de otros bancos como Kutxabank o Unicaja que son el 60% de los usuarios.

Hasta la fecha se podían utilizar con comisiones, claro está. Las libretas o cartillas de ahorro, han permitido a lo largo de décadas llevar el control puntual de ingresos y gastos de las familias sobre todo en medios rurales.

Actualizar la cartilla, comprobar si habían pasado los recibos o saber de cuánto dinero se disponía eran gestos que los mayores hacían a veces, cada semana. Una rutina que la banca ha decidido aniquilar porque les supone trabajo y todo se hace mediante el cajero, no con la presencia de un trabajador.

Los movimientos bancarios y el control eficaz que podían hacer las personas mayores permitía conocer las aportaciones y anotaciones necesarias que ahora ya no existen.

Entre las entidades que han decidido quitar el uso de la cartilla son BBVA, Bankinter y Caja Rural de Jaén. Por otro lado, las que cobran comisión son Sabadell, Ibercaja y Kutxabank.

A pesar de que la banca se ha comprometido a dar mejor servicio e incluso personalizado a las personas mayores lo cierto es que en su oferta comercial no figuran las libretas ya y no es un producto que pueda contratarse. Las cartillas asociadas a cuentas se mantendrán con la comisión pero no se abrirán más, informan desde las entidades.

Todo se vincula a la aplicación del banco en donde se puede operar o bien a la página web del mismo. Esto supone también que las personas mayores dependerán de terceros, no podrán tener privacidad alguna sobre sus bienes y siempre tendrán que hacer uso de Internet y un teléfono inteligente, algo impensable si hablamos de personas dependientes o con discapacidad o bien con enfermedades que les afecte a la cognición.

Una vez más, la banca deja atrás a las personas mayores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí