Deslealtad institucionalizada

0

Cuando se creó la armadura institucional democrática de España y de las generosas normas que rigen sus autonomías, los legisladores poco podían imaginar que debían prever tanta deslealtad de los distintos gobiernos.

Resulta increíble que algunos políticos se hayan dedicado a romper sistemática y obstinadamente las costuras de ese complejo entramado legislativo, llevado a cabo por los que fueron enemigos reales de trinchera, confrontados con armas en una guerra civil. Y no adversarios de salón como los actuales.

En Cataluña ha sido aún más persistente el intento de saltarse la ley y la esencia de su espíritu, rompiendo la convivencia lograda con tanto esfuerzo de políticos leales, que ahora añoramos una gran mayoría. 

Señores políticos: den ejemplo y ocúpense de coser tanto descosido y recuperen la lealtad. Esta que es la virtud más importante a que están obligados para el bien de nuestro pueblo. No intenten seguir tapando sus vergüenzas utilizando las instituciones democráticas.


Fernando López Clarós
Barcelona, 10.07.22

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí