Ojo al ‘efecto elefante’, el enemigo de las vacaciones, advierte la DGT

0
© Topgear

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone los ojos en el denominado ‘efecto elefante’, una de las prácticas habituales durante los desplazamientos masivos.

Llega el verano, calor y también una de las decisiones que pueden marcar el futuro de nuestras vacaciones: coger el coche y desplazarnos en la búsqueda de un lugar que nos aporte todo lo que el nuestro no nos da. Tranquilidad, desconexión y un sinfín de intenciones que pretendemos cumplir en los días libres y a los que la DGT está muy atenta.

La Dirección General de Tráfico (DGT) pone los ojos en el denominado ‘efecto elefante’, una de las prácticas habituales durante los desplazamientos masivos

Así, la mencionada Dirección General de Tráfico (DGT) pone los ojos en el denominado ‘efecto elefante’, una de las prácticas habituales, y a veces inconscientes, de los conductores durante los desplazamientos masivos.

La acumulación de coches no ayuda a mitigar los peligros del ‘efecto elefante’. © Europa Press

¿Qué es el ‘efecto elefante’? La DGT lo explica

Llegados a este punto es la hora de explicar qué es el ‘efecto elefante’. Este se produce «cuando un pasajero que viaja en el asiento trasero no se abrocha el cinturón de seguridad y se produce un frenazo, este golpea a quien marcha en el asiento delantero con una fuerza que equivale, en función de su peso y velocidad del vehículo, al peso de un paquidermo», cuentan desde la DGT.

Sin el cinturón de seguridad puesto y una velocidad tan baja como 60 km/h, un pasajero que pese 75 kilos golpearía el asiento delantero con una fuerza equivalente al peso de un elefante de 4,2 toneladas

¿Qué riesgos tiene?

«El riesgo que implica que los pasajeros no se abrochen el cinturón de seguridad no es solo que se lesionen ellos mismos en caso de accidente, sino que golpearán los asientos delanteros con la fuerza de su peso, multiplicada por la velocidad a la que circulen –ya que no son retenidos por el cinturón de seguridad–. Y a una velocidad tan baja como 60 km/h, un pasajero que pese 75 kilos golpearía el asiento delantero con una fuerza equivalente al peso de un elefante de 4,2 toneladas», aseveran.

¿Cómo evitarlo?

Evitarlo parece sencillo, pero es necesario tener siempre presente la importancia del cinturón de seguridad. Por ello, es necesario asegurarse, antes de iniciar la marcha, de que todos los ocupantes del vehículo en cuestión se abrochen correctamente el cinturón de seguridad. De esta forma, viajaremos con más seguridad y no expondremos nuestra salud o incluso la vida en la carretera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí