Día Mundial de la Relajación: cómo celebrarlo

0
Día Mundial de la Relajación
Imagen cedida por Free-Photos en Pixabay.

Hoy es el Día Mundial de la Relajación. En ‘Prensa Social‘ le proponemos algunas de las técnicas de relajación más fáciles y atractivas para celebrarlo.

Cada 15 de agosto se conmemora el Día Mundial de la Relajación. Se trata de una celebración cuyos orígenes no están muy claros, pero que cuenta cada vez con más adeptos. No en vano, su objetivo es concienciar a la sociedad en su conjunto de la necesidad de mantener el estrés a raya para estar sanos.

El estrés es una de las enfermedades más extendidas del siglo XXI y puede desencadenar otras dolencias, como alta presión arterial, problemas cardiacos, obesidad y hasta diabetes. La relajación, entendida como una técnica de reducción de la activación fisiológica, es la mejor vía para combatirlo.

«La relajación ha demostrado ser eficaz para el tratamiento de los trastornos de ansiedad y otros desórdenes emocionales», afirma el ministerio de Sanidad en su página web, en el apartado reservado a bienestar emocional. Esto se debe a que, al reducir del nivel de activación fisiológica, «ayudará a controlar mejor la actividad cognitiva, a disminuir el malestar y a enfrentarse con las situaciones amenazantes en lugar de evitarlas», añade Sanidad.

Masaje por el Día Mundial de la Relajación.
La relajación es nuestra mejor arma contra el estrés, una de las enfermedades más extendidas del siglo XXI. ©/Imagen cedida por graceie 

No obstante, relajarse puede no resultar tan fácil como parece. «Hay que tener en cuenta que para relajarse, es especialmente relevante lo que estamos pensando, de manera que no podemos estar haciendo relajación y al mismo tiempo estar pensando en las tareas que vamos a hacer después», advierte el organismo responsable de Sanidad.

Técnicas para celebrar el Día Mundial de la Relajación

Por ello, lo recomendable hasta cogerle el truco es practicarlo todos los días, durante al menos tres meses. Desde la propia cartera de Sanidad proponen algunas técnicas que se pueden practicar el Día de la Relajación:  

Técnica de relajación muscular progresiva: Consiste en aprender a disminuir la tensión muscular realizando ejercicios de tensión, poco intensos y breves, y de relajación, más largos. El objetivo es concentrarse en las sensaciones que producen ambos pasos para identificar la tensión y eliminarla.

Relajación mediante respiración: Consiste en utilizar la respiración modificando la frecuencia de inspiraciones y espiraciones, cambiando el ritmo respiratorio. Se puede comenzar con respiraciones rápidas y superficiales, y continuar con respiraciones más lentas y profundas.

Técnica de cambio de foco o de la imaginación: Se basa en la modificación de la actividad de nuestro sistema de procesamiento de información, en aquellos aspectos que podemos hacerlo voluntariamente; por ejemplo, cambiar el foco o tema de nuestra atención. Según explican en el ministerio, «la experiencia emocional de bienestar y una baja activación pueden influir sobre nuestra capacidad para procesar información; por ejemplo, mejorando nuestra capacidad de concentración para hacer un examen». Además, con esta técnica también se pueden disminuir algunas funciones fisiológicas involuntarias.

Día Mundial de la Relajación_ hombre tumbado en césped.
La respiración en fundamental para conseguir un estado óptimo de relajación. Imagen cedida por ©Pexels.

Por su parte, el psicólogo sanitario y neuropsicólogo Daniel Íncera, de Neuron Psicología, añade dos técnicas más:

Entrenamiento Autógeno de Schultz: consiste en relajarse a través de la autoinducción de la sensación corporal generalizada de peso o calor.

Mindfulness: Una de las técnicas de relajación más en boga en la actualidad. Es una técnica proveniente del budismo que busca la relajación a través de la regulación atencional y la contemplación no valorativa (sin juzgar). El objetivo es no centrar la atención en los estímulos que generan estrés y hacerlo en el presente.

Otras formas de relajarse

Además de poner en práctica estas técnicas, existen otras formas de celebrar el Día Mundial de la Relajación que requieren menos especialización. Escaparse a un balneario, un paseo por la naturaleza o un baño con agua templada son algunas de ellas.

Además, pasar tiempo con amigos y reírse es fundamental para sacar de nuestra mente las cosas que nos inquietan. Hacer deporte, también. Tanto el Yoga como el Pilates son dos modalidades muy dirigidas a relajarse.

Asimismo, evitar hábitos tóxicos, como el alcohol y el tabaco, y los alimentos procesos y ricos en grasas trans ayuda a reducir la ansiedad y a evitar la depresión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí