Día Mundial de la Salud Mental: los jóvenes, grandes olvidados

0
© GobMX

El doctor Celso Arango afirma que «al menos uno de cada diez jóvenes menores de 18 años tendrán depresión o trastornos relacionados con la salud mental».

«No hay salud sin salud mental». Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), «la salud no es sólo la ausencia de enfermedades, sino un estado de completo bienestar en el ámbito físico, social y desde luego mental». Bajo esta premisa y tras el Día Europeo de la Depresión, hoy 10 de octubre tiene lugar el Día Mundial de la Salud Mental.

El 10 de octubre se celebra el Día Mundial de la Salud Mental, con los jóvenes fuera de la esfera principal

Por este motivo, la Fundación ASAM Familias, con la colaboración de Janssen, ha realizado una entrevista al Hospital Universitario Gregorio Marañón y más concretamente al doctor Celso Arango, jefe del Departamento de Psiquiatría del Niño y el Adolescente del centro sanitario.

Arango, con la salud mental como tema principal, centró su discurso en los jóvenes, la prevención de los trastornos mentales, el suicidio y la prevención.

Celso Arango, un especialista en la salud mental entre los jóvenes. © DiarioMédico
Celso Arango, un especialista en la salud mental entre los jóvenes. © DiarioMédico

El 10% de los jóvenes tendrán algún cuadro depresivo antes de cumplir la mayoría de edad

Según el doctor, «la sociedad aún no ha tomado conciencia de que la depresión es mucho más frecuente entre los jóvenes de lo que las personas creen». En este sentido, Arango declara que «se calcula que 1 de cada 10 niños tendrán algún cuadro depresivo antes de cumplir la mayoría de edad».

Varios tipos de depresiones y repercusiones en los que deriva

Arango habla de depresiones leves, moderadas o graves, de las cuales los jóvenes están lejos de estar exentos. «No tratar la depresión traerá consecuencias importantes como puede ser el suicidio. Por ello, es importante trabajar en la prevención para que el afectado no caiga en cuadros graves o avance a otras patologías como las adicciones», explica.

Primeros síntomas de la alteración de la salud mental

Para Arango es importante «no psiquiatrizar, siendo la interacción un elemento clave. Los primeros síntomas, irritabilidad, desgana, falta de sueño, son una señal de alarma de que algo no está yendo bien y que existe algún problema como el acoso escolar», declara.

El beneficio del menor, lo más importante

«La ansiedad, la depresión, el autismo, el Trastorno Depresivo por Hiperactividad, (TDH) existen y hay tratamientos que han demostrado ser eficaces y con mayor o menor reticencias es importante que los padres den el paso para beneficiar la salud mental de sus hijos», relata Arango.

La heredabilidad, uno de los factores de riesgo y causa de la depresión

«Los factores de riesgo para desarrollar una depresión no son modificables. Uno de ellos es la heredabilidad, que está entre el 50 y el 60% de la variancia del fenotipo, explicada por los genes que se heredan de padres o madres».

Sin embargo, otros si lo son y tienen que ver, según Arango, «con los cuidados desde el embarazo, el nacimiento y la crianza, mediante la creación de un vínculo seguro entre padres e hijos. Su reducción hace que posteriormente haya menos incidencia».

El suicidio, la segunda causa de mortalidad entre los jóvenes

«La segunda causa de muerte entre los jóvenes es el suicidio, solo por detrás de los accidentes de tráfico en los países desarrollados. Los adolescentes se suicidan de forma consumada y es importante saberlo. Se puede prevenir y hay muchos ejemplos en la literatura o en otros países como Dinamarca, que ha sabido frenar gracias a medidas preventivas y a la inversión en este sentido, convirtiéndola en la actualidad en una de las tasas más bajas de Europa», relata.

El suicidio es la segunda causa de mortalidad entre los jóvenes. © primiciadiario
El suicidio es la segunda causa de mortalidad entre los jóvenes. © primiciadiario

Asignaturas pendientes de España

En este sentido, Arango explica que «en España es una asignatura pendiente, en un país en el que a día de hoy ni tenemos estrategias en cuanto a la salud mental ni un Plan Nacional de Prevención del Suicidio», cuenta.

Los adolescentes y «una necesidad no cubierta»

«Hace años en el Hospital Universitario Gregorio Marañón detectamos que los adolescentes tenían una necesidad no cubierta al tener conductas de riesgo hacia su persona a través de la autolesión. Por ello creamos el Programa Atrapa, que tuvo gran éxito y tan buen resultado nos ha dado para frenar los rasgos anómalos de las personas», zanja.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí