Primero fueron los sueros de vector viral; luego los de ARN mensajero y en meses llegará el primer fármaco de origen marino para sumarse a la lucha contra la covid-19.

La vacuna de Hipra, compuesta de dos proteínas recombinantes de una estructura similar y de fábrica nacional, no es el único medicamento que proyecta incorporarse activamente en la campaña de vacunación de este otoño. Y es que el primer fármaco marino para tratar la infección del virus SARS-CoV-2, elaborado por PharmaMar, estará listo antes de diciembre de este mismo año, según lo anunciado ayer mismo por el presidente de la propia farmacéutica, durante su comparecencia en Salamanca.

Pharmamar prepara su lanzamiento para antes de diciembre

Si algo ha provocado la pandemia de la covid-19 es el renacimiento de los medicamentos; su elaboración y modo científico de concebirlos, despertando en los laboratorios toda una revolución farmacológica. Un despertar que ha cogido ritmo y fuerza en la forma de nuevos sueros pensados para una infección contagiosa y mortal que ha hecho historia, siendo el fármaco marino de PharmaMar el siguiente que va a sumarse a esta lucha contra el virus.

Este primer fármaco marino contra el coronavirus promete reducir a la mitad la mortalidad a 90 días, o eso reflejan los datos de sus resultados, pese a que el medicamento de origen marino aún no ha llegado al final de su proceso experimental, pensado para aplicarse con efectividad en un paciente inmunodeprimido afecto.

Una favorable inversión de España al I+D+i.

Si algo lamentan los especialistas nacionales y expertos en la materia es el poco apoyo económico que consiguen reunir en los proyectos de I+D+i, lamentando que el Gobierno destina muy poca inversión a estas iniciativas, y eso que son proyectos que buscan tener utilidad y dar con la solución de muchas enfermedades, sean banales o no.

Así, la investigación de PharmaMar, entidad veterana de la industria, habla por sí sola de los logros que se pueden alcanzar con tenacidad, originalidad y profesionalidad, aunque también subraya la orfandad de las empresas españolas en este campo de los estudios contra la covid.

¿Cuál es su nombre comercial? Aplidin; ¿Y su auténtica identidad? La Plitidepsina; ¿y su laboratorio madre? PharmaMar, que no ha dudado en apostar por el desarrollo de lo que es a todas luces el primer fármaco marino de la covid, a fin de lograr reducir el grado de exposición que corren los pacientes inmunodeprimidos ante esta infección y, con las mismas, el riesgo que corren a fallecer por su causa.

«Este tipo de pacientes no tiene un sistema inmunofuncional, por lo que cuando se infecta con el Coronavirus no es capaz de eliminarlo bien y pueden estar dando vueltas con el virus 40, 60 o 90 días», explicó el fundador y presidente de la empresa farmacológica PharmaMar, José María Fernández Sousa-Faro, durante su comparecencia el pasado martes en la IV Jornada de Jóvenes Investigadores en Ciencia y Tecnología Química, que se celebró en la Universidad de Salamanca.

Para este portavoz, claros ejemplos de este peligro son los casos con «leucemia, linfomas o mieloma múltiple». Diversos hospitales de Madrid, de hecho, ya han tratado a varios pacientes con Aplidin por uso placebo, tal y como señaló Fernández Sousa-Faro, obteniendo de tales pruebas unos buenos resultados.

En sus declaraciones sobre este primer fármaco marino contra el SARS-CoV-2, el facultativo abundó que pronto se publicarán con exhaustividad todos los datos pertinentes al último estudio, aunque en las mismas adelantó que «la mortalidad a 90 días de los inmunodeprimidos que se infectan por Covid está entre el 35 y el 40 por ciento», aunque ellos han conseguido reducirlo aún más, incluso, «a un 18 por ciento», añadiendo que «puede estar el primer paciente tratado antes de diciembre».

Pero Aplidin, si bien es el primer fármaco marino contra la covid-19, no es el primer medicamento revolucionario de esta farmacéutica española; y es que la empresa cuenta con un compuesto químico, también de origen marino, que «está cambiando la historia del cáncer de pulmón microcítico», tal y como presumió el químico, agregando que tal tumor maligno es «uno de los más difíciles», a la hora de tratar y erradicar.

¿Qué es el Aplidín?

Se trata de un medicamento con propiedades antivirales desarrollado específicamente contra el coronavirus, que ha cosechado por un lado el visto bueno de la comunidad científica, y ha demostrado por otro lado tener una carga antiviral muy superior a la del resto de fármacos utilizados hasta la fecha, cuyo componente clave, además, es la plitidepsina. La sorpresa ha venido después, cuando además ha probado ser un buen combatiente de la Covid Persistente.

«Lo sabíamos de forma cualitativa, pero pedimos a un análisis cuantitativo, y el resultado fue espectacular», declaró en su día y no sin falta de orgullo el presidente de PharmaMar. «Todos los que han probado este fármaco comparándolo con otros antivirales han coincidido en que este es el más potente», aseguró a pies juntillas, aludiendo directamente a los resultados de una trayectoria de evidencias que no ha tardado en ser avalada por la opinión de los expertos.

Así, la compañía asegura que su Aplidin ha ido demostrando buenos resultados tanto con los pacientes con covid persistente como con el proceso restante. Un medicamento que, en palabras de Fernández, contribuye a mejorar la respuesta frente al coronavirus, logrando reducir la dependencia de oxígeno, a la par que ayuda a rebajar también los plazos de hospitalización.

Un detalle que se vuelve aún más notable en aquellos pacientes con covid moderado, y a los que se les administró una dosis de 2,5 miligramos del fármaco, logrando recibir el alta médica «entre el día cinco y el día ocho».

A la espera de que concluyan sus ensayos, el Aplidin es de uso hospitalario, por ahora, administrado mediante inyección intravenosa; si bien el equipo científico del medicamento que también ha apoyado a los pacientes con covid persistente ya trabaja en las alternativas «intranasales o la vía oral», según aseveraciones de Fernández de Sousa, quien tampoco dudó en apostillar que entre las muchas ventajas que le ve a este fármaco marino de carácter antiviral destaca, cómo no, su efectividad contra las diversas cepas registradas hasta ahora, como también contra otros grados del virus corona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí