Es ponderada y sana, y un buen régimen con todos los grupos de alimentos. La dieta equilibrada es una garantía para perder peso sin miedo al efecto rebote.

Perder peso rápidamente y sin recurrir a las dietas relámpago es posible, más cuando estos atajos no benefician en nada a la salud; de hecho, a veces hasta la hacen peligrar. Y no hay mejor prueba de ello que la dieta equilibrada, la cual hace de una combinación proporcional de los grupos de alimentos la mejor baza de la técnica de su régimen. Pero ¿en qué consiste, exactamente?

Dieta equilibrada, aprendiendo a cuidar en cada plato la proporción de los nutrientes

Una de las consecuencias más habituales de bajar de peso físico rápidamente es el efecto rebote, el cual consiste en recuperar más de lo perdido al finalizar la dieta exprés, llegando a acumular más peso incluso del que se tenía antes de empezar.

Esto no ocurre con la dieta equilibrada, por suerte, tal y como señalan desde esta fuente clínica y alimenticia, demostrando así que esta es una forma muy saludable de perder peso y llevar una alimentación saludable. ¿Qué tiene de especial? Pues que tiene al ejercicio físico y al agua como pilares fundamentales de su práctica habitual.

Pero, sobre todo, que en todas y cada una de sus comidas ingeridas este régimen alimenticio da cabida a todos los grupos de nutrientes, prestando durante todo el proceso una cuidada atención a la calidad y la presentación de los platos, haciéndolos agradables y atractivos tanto para regocijo de los ojos como para placer de las papilas gustativas.

Y es que la dieta equilibrada depura en cierta forma el cuerpo, cuida que la reserva de energía no disminuya, y sigue un régimen que además fortalece los huesos, ya que no hace ascos a las propiedades nutritivas que lo permiten.

Por tanto, puede definirse a la dieta equilibrada como aquel régimen destinado a alcanzar el bienestar tanto físico como mental, recurriendo para ello a una alimentación cuidada y variada, con nutrientes tomados en su justa medida, por un lado, y abandonando la práctica de abusar de las grasas, por otra parte.

Acompañada del consumo de dos litros de agua diarios, como mínimo, se trata de una alimentación saludable que demanda asimismo la realización habitual de una rutina de ejercicios físicos.

¿Cuáles son los pilares fundamentales de una dieta equilibrada?

En total son cinco, desde la cantidad ingerida hasta los nutrientes tomados, pasando por una proporción entre los distintos alimentos, comida variada, hidratación con agua y, cómo no, optar por alimentos de calidad.

Entrando a valorar cada uno de estos pilares, cabe señalar que la cantidad de los alimentos de una dieta equilibrada debe estar equilibrada; suficiente para aportarle al cuerpo los nutrientes que necesita para funcionar correctamente y de un modo saludable, pero, al mismo tiempo, sin pasarse en la ingesta de ninguno de ellos.

Ahora bien, ¿cómo saber qué cantidad de nutrientes necesita cada persona? Haciendo una valoración multifactorial, en el que entren en balanza la edad y la altura de quien vaya a seguir este régimen, y en el que se tenga muy en cuenta su condición médica y su ritmo de vida.

En lo que respecta al escalón base de los nutrientes, la dieta equilibrada no es de las que excluyen a ningún nutriente, por mala que sea su fama para tender a engordar.

De hecho, este pilar fundamental de este régimen utiliza las comidas para combinar proteínas con carbohidratos, por ejemplo, o para mezclar grasas con vitaminas y minerales. ¿El único cuidado? Vigilar la procedencia de las grasas, y ratificar que son saludables y no saturadas, por supuesto.

Siguiendo por esta línea de pensamientos de equilibrio, los entendidos en la materia subrayan que es muy importante tomar dos litros de agua al día, como mínimo, y señalan que en la dieta equilibrada  debe imperar una continua y regular proporción entre los diferentes alimentos ingeridos. ¿Dicho de otra forma?

Que los platos que vayan a formar parte de este régimen deben contener una cantidad proporcionada de todos los alimentos, siendo ideal que parta con un 50 por ciento de frutas y verduras, que acumule un 25 por ciento de legumbres, y que consuma otro 25 por ciento entre carnes, pescados o huevos.

Dieta equilibrada, el régimen que promete perder kilos sin pasar hambre ni renunciar a nada saludable

Comer siempre lo mismo cansa, eso es un hecho; tanto que a cualquiera le quita las ganas de sentarse a masticar, y eso también es evidente. Y en esto, precisamente, reside el cuarto pilar de esta fórmula saludable para rebajar.

Al hablar de comida variada se está haciendo referencia a que la dieta equilibrada que se realice no debe ser aburrida ni monótona. ¿El secreto? Combinar los diferentes nutrientes, y de esa forma obtener platos variados, sí, pero también coloridos y agradables a la vista. La ensalada es un buen ejemplo de esto, mismamente, y tomarla para cenar representa una buena opción saludable para adelgazar.

La calidad de los alimentos, el último pilar de este régimen nutritivo, alude a la importancia de conseguir que los productos que uno ingiera durante esta dieta equilibrada han de ser de buena calidad, dentro de lo que permita el bolsillo, por supuesto.

A ello se suma la importancia de lavarlos correctamente antes de ingerirlos, cocinándolos además de manera perfecta, para que no entrañen ningún riesgo para la salud.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí