Afanias lanza la campaña de sensibilización «No soy yo, ciudades fáciles para todos» para reivindicar ciudades fáciles para personas con discapacidad intelectual.

La asociación de familias Afanias presenta, en la ‘Semana Internacional de la Discapacidad’, la campaña de sensibilización denominada «No soy yo, ciudades fáciles para todos», para reivindicar ciudades fáciles para personas con discapacidad intelectual.

Discapacidad intelectual: «No soy yo, ciudades fáciles para todos»
Presentación de la campaña de sensibilización sobre personas con discapacidad intelectual: «No soy yo, ciudades fáciles para todos». / © Afanias

Esta iniciativa, que está diseñada y protagonizada por personas con discapacidad intelectual, está basada en situaciones reales de desorientación que viven las más 300.000 personas que tienen este tipo de discapacidad en España.

«Las personas con discapacidad intelectual están cansadas de sentirse como en un aeropuerto chino cada vez que tienen que ir al centro de salud, coger el autobús, encontrar la consulta de su médico o sacar un billete de transporte», explica Afanias en un comunicado.

«Poco a poco las ciudades van adaptándose a las necesidades de las personas con problemas de movilidad, pero aún queda mucho por hacer para que sean ciudades verdaderamente accesibles para todos»


Por ello, esta campaña de sensibilización quiere reivindicar entornos, edificios y ciudades cognitivamente accesibles con el objetivo de hacer más fácil el día a día de muchas personas de la sociedad ya que estas mejoras beneficiarían a muchos colectivos con dificultades de comprensión: personas mayores, inmigrantes, personas con problemas de salud mental, etcétera.

Personas con discapacidad intelectual

Como hemos mencionado anteriormente, esta iniciativa está protagonizada por personas con discapacidad intelectual. María, José y Carlos, los protagonistas de la campaña, han compartido las situaciones personales que ellos han vivido en las cuales se les ha hecho difícil llegar al destino buscado.

Al principio del vídeo, se puede apreciar la dificultad que tiene María para llegar a su destino en diferentes entornos urbanos. Por ello, para lograr su objetivo, debe confiar en la orientación de desconocidos. «Cuando me pierdo, tengo que confiar en que las personas a las que pregunto en la calle sepan orientarse, para no acabar más perdida y frustrada. Necesitamos calles con indicaciones fáciles que nos permitan orientarnos», apunta.

«Llegar a la biblioteca puede convertirse en una odisea en ciudades con cartelería compleja o indicaciones confusas que obligan a retrasar la llegada a destino»

Por su parte, José muestra la problemática que existe por carteles confusos y espacios laberínticos que terminan por confundirle y sentirse frustrado por no llegar a su destino.

«Ir a los baños y terminar en la cocina, es algo que puede parecer gracioso, pero esta desorientación es un problema real que complica el día a día de muchas personas»

Por último, Carlos representa la complejidad para orientarse en edificios con muchas ramificaciones en los que el propio diseño hace muy difícil encontrar el destino buscado. «Algo aparentemente sencillo como coger un autobús en una gran estación acaba en una situación frustrante, en la que acabas dando vueltas sin saber dónde estás», señala.

Os dejamos el vídeo de la campaña, que se difunde en la web y en las redes sociales de Afanias con el hashtag #ciudadesfaciles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí