Ocho de cada diez mujeres con discapacidad intelectual y del desarrollo, no mantienen relaciones sexuales y hasta un veinte por ciento ha sufrido algún tipo de violencia sexual en una investigación realizada a tal efecto.

En el estudio titulado, «Investigación sobre la situación de las mujeres con discapacidad intelectual y del desarrollo en relación con sus derechos sexuales y reproductivos» basado en un cuestionario a cuatrocientas setenta y cinco mujeres con discapacidad entre 25 y 54 años, argumentan que no mantienen relaciones sexuales porque no les gusta nadie. Al menos un catorce por ciento, tiene miedo; un diez por ciento, no dispone de un lugar adecuado para mantenerlas; un nueve por ciento no les dejan y un seis por ciento creen que no están bien.

8 de cada 10 mujeres con discapacidad intelectual no tiene relaciones sexuales y un 20% ha sufrido violencia sexual


De las encuestadas, un 53% tienen pareja frente a un 43% que declara tener pocas o ninguna oportunidad de tener pareja. Entre los motivos que aducen las que no tienen pareja, destacan que no les gusta nadie en este momento (el 48,5%) y razones variadas (35%), como que cuentan con la oposición familiar, han tenido malas experiencias previas, no se sienten preparadas o se ven discriminadas por su discapacidad.

En cuanto a las mujeres que sí mantienen relaciones sexuales, estas incluyen prácticas diversas como besos y caricias (37%), coito (26%), masturbación propia o a la pareja (17,5%), sexo oral (12%) o anal (7,5).

Del estudio también se desprende que las mujeres con discapacidad intelectual y del desarrollo no siempre tienen acceso a información accesible.

La información a través de materiales adaptados en lectura fácil representa el 5,5%.


Respecto a la masturbación, algo más de la mitad (62%) no la realiza y cuando les pregunta las razones, algunas expresan que no quieren responder. Además, a un 10% les parece algo malo, un 33% dicen no disfrutar con esta práctica y un 21% no saben cómo hacerlo.

Sobre su orientación sexual, un 93% se definen como heterosexuales, un 7,5%, bisexuales y un 4%, lesbianas. Además, un 92% de la muestra dice conocer su derecho a que su pareja sea hombre o mujer. Si bien, el estudio recoge el testimonio de una mujer que se vio rechazada por su familia. «(Mi madre) no me aceptaba. Yo les pediría a las familias que, por favor, que la cambien (la mentalidad). Que, si su hijo o su hija pertenece al colectivo, le apoyen», subraya. 


Por otro lado, un 20% de las mujeres entrevistadas dicen haber sido obligadas a tener relaciones sexuales y, en los casos en que se ha producido esta violencia sexual, han reaccionado principalmente defendiéndose (37,6%), pidiendo ayuda (casi el 25%) o no haciendo nada (27%). Entre los testimonios, una de las mujeres dice: «Fui violada y de ahí me enteré lo que era la sexualidad».


La mayoría (80%) conoce los métodos anticonceptivos y el 75% utiliza métodos diversos (pastillas, DIU) o han sido operadas. Dentro de ese 75%, el 20% no tiene relaciones sexuales. Si bien, de los datos se desprende que en el 46,5% de los casos, no tomaron la decisión sobre el método anticonceptivo por ellas mismas

8 de cada 10 mujeres con discapacidad intelectual no tiene relaciones sexuales y un 20% ha sufrido violencia sexual


En esta línea, el 83% sabe que tiene derecho a tener hijos y a interrumpir su embarazo, y un 7,5% lo ha llevado a cabo. No obstante, el 92% afirma no saber si puede quedarse embarazada. La mayoría de la muestra no tiene hijos (94%) y el 22% dice que en este momento no quiere o no ha querido tenerlos; señalan una supuesta falta de capacidad (28%), que no se lo han permitido (13%) o que no van a tener apoyos externos (5%).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí