Coincido plenamente con el comentario del Sr. Campabadal expuesto en el vídeo publicado en este medio, con motivo el día de los mayores. Pero me atrevería a complementarlo en algunos aspectos concretos.


Cuando se habla de discapacidad, habría que hablar también de “discapacidad tecnológica”. Yo me defiendo dentro de este mundo, pero la mayoría de los que superamos los 65, no está capacitada para vivir en este mundo tan cambiante y técnicamente complejo.
Las consecuencias van a ser muy graves, ya que el ejercicio de todo tipo de gestiones obliga a la mayoría de los mayores a permitir que terceras personas, no siempre honestas, tengan que realizar las gestiones por ellos.


Se habla muy rimbombantemente de seguridad informática y no se tiene en cuenta que la mayoría de los mayores, tienen que facilitar sus claves y contraseñas a personas “capacitadas tecnológicamente, para poder realizar por estos, la mayoría de las tareas. 


Ello obliga a poner a disposición de muchos desalmados, nuestros más íntimos asuntos, así como nuestros saldos la disposición de nuestros bienes, documentos  y un largo etcétera.
En el tiempo que vendrá, veremos muchos disgustos en muchas familias y con personas próximas que han hecho un uso indebido de la lealtad otorgada, no siempre utilizada de forma honesta.


Los “discapacitados tecnológicos”  son ya una mayoría inerme que no tendrá el mínimo derecho a su privacidad.


Es un disparate mayúsculo, que en la práctica, no haya posibilidad de realizar las gestiones de forma intima y cara a cara con las entidades con las que nos relacionamos. 
¿Sería lógico arbitrar soluciones a este enorme problema, antes de que sea demasiado tarde?


Fernando López Clarós
Barcelona, 04.10.21

P.S. Puede consultar alguno de los artículos en Tecnología Fácil y/o en Mayores. Por ejemplo: https://prensasocial.es/tercera-edad-en-accion-reclama-una-atencion-personalizada-en-los-bancos/

Muchas gracias, don Fernando por leer Prensa Social.

Ciertamente nos hemos hecho eco de la denuncia que manifiesta en diversos artículos en este medio. La banca y todo lo que tiene que ver con la tecnología: los móviles, ordenadores, tabletas, aplicaciones, excluyen sistemáticamente al usuario y lo dejan desprovisto de las supuestas ventajas que dicen tener. Ni siquiera se puede sacar dinero, su dinero, del banco o hacer una simple transacción sin verse inerme ante ellos, los todopoderosos señores que disponen de nuestros bienes para seguir ganando dinero. Una vergüenza que no tendríamos que admitir; una más, y ya van no sé cuántas.

Gracias por seguirnos. Quedo a su disposición para cualquier otra duda o consulta que precise. Escríbame a: direccion@prensasocial.es o bien por correo postal a:

Prensa Social, Calle Luis I nº 7 28031 Madrid.


Atentamente,

A. De Luis

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí