Discapacidad y pandemia: excluidos por la brecha digital

0

El primer estudio sobre brecha digital y discapacidad, realizado en Valencia, pone de manifiesto que la pandemia ha disparado el riesgo de exclusión social del 31,9 al 48,4%, en esta comunidad.

Esta investigación elaborada por la Cátedra DicaTIC de la Generalitat y la Universitat Politècnica de València (UPV) revela además que el 14,3% de las personas con diversidad funcional no supo manejar correctamente la tecnología durante el confinamiento duro de 2020.

Entre este colectivo, que alcanza las 300.000 personas, el 57,1% no siempre sabe desenvolverse bien en la red; y el 42,9% reconoce tener algún problema, mientras el 17,1% no dispone de internet en su casa, y el 2,9% nunca consigue acceder a la red.

Discapacidad y perspectiva de género: doblemente aisladas

También llama la atención, en este informe, que el grupo de mujeres con diversidad funcional es más vulnerable, y que los bajos niveles de formación agudizan las situaciones de pobreza.

De otro lado, la brecha digital agravó los problemas de soledad o “info-exlusión” durante el primer confinamiento, según afirma la investigadora y profesora de la UPV , Chele Esteve.

El 22% no pudo seguir clases online

Durante los meses de encierro en Valencia (entre marzo y mayo de 2020) hasta el 22,4% de las personas con discapacidad no pudo acceder a la formación digital ni a los recursos educativos online.

El primer estudio sobre brecha digital y discapacidad, realizado en Valencia, pone de manifiesto que la pandemia ha disparado el riesgo de exclusión social del 31,9 al 48,4%, en esta comunidad.
Estudiante frente a ordenador. Foto: ©StartupStockPhotos

Este dato resulta especialmente relevante cuando el 37% de los cursos o jornadas dirigidos al colectivo se realizó por internet en los dos últimos años.

«Nuestra premisa debe ser clara: nadie, absolutamente nadie, debe quedar atrás», ha resumido el director de la cátedra, Manuel Martínez, en una llamada a que la Generalitat de Valencia esté «atenta» a los cambios y tenga en cuenta la accesibilidad digital e inclusiva en la legislación.

La consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual, ha defendido que:

«las nuevas tecnologías pueden ayudar a paliar el preocupante aumento del riesgo de exclusión y a evitar nuevas brechas. Hay que avanzar como sociedad sin dejarnos a parte de ella en el camino».

En definitiva, todo ello muestra que la sociedad afronta un proceso de transformación y cambio de paradigma en las relaciones entre las personas. Y las administraciones deben ser sensibles a este escenario cambiante.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí