El Gobierno regional de Valladolid (Castilla y León) recibe la reclamación de varias familias por las escasas plazas públicas en Centros de Educación Especial.

Estamos en el periodo de escolarización de los niños para el curso 2023-2024. Una época muy compleja y llena de dificultades. Más aún si cabe si necesita inscribir a su hijo en un Centro público de Educación Especial en Valladolid.

Educación Especial: una situación límite

Y es que, tal y como explican varias familias de la región, en esta provincia de Castilla y León sólo existe un colegio público con estas características. Además, para el curso que viene sólo ofertaban dos nuevas plazas de admisión.

Una clase vacía de un colegio de Educación Especial
Una clase vacía de un colegio de Educación Especial / © Rodnae Productions. Pexels

Por ello, Inés Juan, madre de un niño de tres años con una discapacidad reconocida del 65 por ciento, reclama al Gobierno regional que les ofrezca una solución tras no haber sido admitido al mismo. En su queja, la madre muestra un informe médico del Servicio de Salud de Castilla y León (Sacyl) en el que refleja la necesidad de que su hijo esté en un centro de este tipo ya que necesita la existencia cercana de una enfermera.

«Mi hijo tiene una enfermedad rara que le lleva a tener epilepsias que surgen de forma inesperada y que solo remiten con una inyección intramuscular y que a día de hoy solo hay un centro público que garantice que hay una enfermera que le pueda poner la medicación»

Inés Juan, madre afectada por la situación

Además, explica: «como no me han dado plaza en ese centro, no hay otro lugar donde le den ese servicio, y no puedo ir a trabajar tranquila sabiendo que no está siendo bien atendido». «Desde la Junta, en una primera instancia, me ofrecieron ir a la escuela concertada pero ninguno cuenta con una enfermera escolar todo el tiempo y es un gasto que no puedo acometer», apunta.

Educación estudia una solución

«No nos dan ninguna explicación, nos dicen que cada año sacan las vacantes según las ratios y que este año solo hay dos plazas», afirma Inés Juan. Tras verse envuelta en esta encrucijada, se ha dado cuenta de que hay varias familias en la misma situación y han solicitado una nueva aula.

Por su parte, desde la Consejería de Educación de Valladolid han recogido el guante y «están estudiando, a través de la Dirección Provincial, la posibilidad de crear una nueva unidad en el Centro de Educación Especial número 1 de Valladolid para dar respuesta a la demanda de las familias».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí