En esta publicación podrá conocer la asociación AIPA, que surge en octubre de 2021 para favorecer y facilitar la educación de las personas con TEA.

Con motivo de la celebración hoy, 24 de enero de 2022, del ‘Día Internacional de la Educación’, les hacemos llegar la información sobre una asociación de creación reciente que tiene como enfoque principal realizar acciones que favorezcan y faciliten la inclusión educativa de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA).

Educación inclusiva y personas con TEA: conoce AIPA
Educación inclusiva y personas con TEA: conoce AIPA. / © Asociación AIPA

AIPA nace en octubre de DE 2021

Su nombre es AIPA, Asociación para la Inclusión de Personas con Autismo, y nació en Salamanca (Castilla y León) el pasado 16 de octubre de 2021. Lleva muy poco meses en funcionamiento y fue creada por familias interesadas en promover la plena inclusión y la calidad de vida de las personas con TEA en nuestra sociedad, siendo la educación su objetivo principal.

«Queremos ofrecer formación gratuita y de calidad para toda la Comunidad Educativa relacionada con las necesidades del alumnado con TEA a lo largo de todo su proceso escolar»

«De forma que, partiendo de la comprensión y el conocimiento, se pueda: dar respuesta a sus necesidades específicas, potenciar sus fortalezas y eliminar las barreras que se encuentran para alcanzar su óptimo desarrollo», explica la entidad en su página web.

Educación y personas con TEA

El motivo de que centren sus esfuerzos en la educación se debe a que han «detectado que muchas familias con niños con TEA encuentran dificultades en el entorno escolar y educativo por diversas razones». «Por ello, tenemos especial intereses en facilitar la inclusión educativa», afirma.

El término inclusión educativa resalta la necesidad de que la escuela dé respuesta a la diversidad de los alumnos que asisten a sus aulas, garantice una educación de calidad para todos y asegure la igualdad de oportunidades con independencia de las características individuales de cada niño. La inclusión implica, en última instancia, valorar y respetar las diferencias en lugar de juzgarlas y excluirlas

Además, añade: «las dificultades en el proceso de escolarización se debe a numerosos factores: falta de formación especializada del personal docente; modelos educativos que buscan la uniformidad del grupo-clase; criterios, pautas y hábitos excluyentes en los centros educativos; y falta de recursos humanos, técnicos y financieros en los centros educativos».

«En muchas ocasiones, por alguna de las circunstancias mencionadas, el sistema recomenda el traslado de los alumnos con TEA a Centros de Educación Especial»

Por todo ello, la asociación concluye: «luchamos por una educación inclusiva, entendiendo la inclusión como un valor ético y como un derecho reconocido universalmente. Creemos firmemente que es posible, pero para ello se requieren modelos de intervención que sean inclusivos y orientados a la calidad de vida».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí