Aunque ya se sabía de su existencia, la línea 024 de atención a la conducta suicida tendrá su presentación oficial hoy, por parte del Ministerio de Sanidad.

La iniciativa comenzará a funcionar próximamente, con un grupo de psicólogos y especialistas de Cruz Roja a cargo de su realización y ejecución. Un teléfono que promete y garantiza «la confidencialidad, accesibilidad e inmediatez en la respuesta», beneficiando a la persona atendida.

El freno a las conductas suicidas sacará su pancarta esta tarde

Tras reiteradas peticiones de asociaciones, colectivos y partidos políticos solicitando mejorar la estrategia de atención a la salud mental en España, el teléfono 024 se pondrá en marcha para responder a la apremiante necesidad de mejora, buscando así frenar los efectos negativos que la pandemia ha sembrado en la salud mental de los ciudadanos.

Será gratuito, anónimo y confidencial, cumpliendo así con lo establecido en la resolución dictaminada en febrero desde la Dirección General de Salud Pública.

El acto de presentación de este teléfono contra el suicidio tendrá lugar esta tarde, presidido por Carolina Darias, ministra de Sanidad. No obstante, también contará con la intervención de Nel González, presidente de la Confederación Salud Mental España; Fátima Cabello, subdirectora del Área de Conocimiento de Salud de Cruz Roja, y Dolors López, autora del libro ‘Te nombro’.

¿De qué tratará este teléfono de ayuda?

La medida, de alcance de servicio nacional y publicada el pasado mes de diciembre del 2021 en el Boletín Oficial del Estado, se engloba dentro del Plan de Acción 2021/2024 de Salud Mental, puesto en marcha por el departamento gubernamental que dirige Carolina Darias. ¿Su objetivo? Atender a las personas con pensamientos, ideaciones o riesgo de conducta suicida, tal y como se resume de la lectura del BOE.

Toda una «línea de ayuda a las personas con riesgo de conducta suicida» que no parará a la hora de orientar, ayudar y dar apoyo profesional contra el suicidio.

Para ello, el 024 ofrecerá atención y apoyo profesional a quienes lo precisen, una ayuda brindada por parte de un personal especializado cuyo perfil profesional es muy multidisciplinar, lo que les hace bastante versados en el manejo de estas situaciones.

¿Cuál será su cometido, entonces?

Contribuir con diferentes aspectos, técnicas y métodos para frenar el suicidio, en la medida de lo posible. ¿Cómo? Previniendo o impidiendo, si es posible, que los solicitantes del servicio desarrollen o recurran a conductas que más tarde pueden derivar fácilmente en riesgos para la vida o la integridad física de estas personas.

A ello se suma, además, que las llamadas telefónicas al 024 serán gratuitas y no generarán facturación; ¿traducción? Que no tendrá coste alguno, siendo como llamadas de cobro revertido automático, abierto por ende a todos los ciudadanos de España, los cuales ni necesitarán registrarse previamente.

El 024, un servicio adaptado al suicidio y a la discapacidad

Abierto las 24 horas del día, los 365 días del año, el texto del BOE señala que este 024 es un servicio que garantizará la existencia de información pública, de un modo fácil y accesible, siendo en todo momento un servicio asequible y disponible que también proporcionará a sus consultantes la información justa con la que acceder a otros servicios sanitarios, aquellos que, por su especialización, se adecúan mejor a su situación personal.

Propenso a la integración, la inclusión y la adaptación de las personas con discapacidad, este servicio del 024 velará porque la accesibilidad esté bien servida, aproximándose también a los usuarios con discapacidad auditiva o del habla, desplegando ante ellos todas las facilidades que permitan su adecuada atención, siempre bajo la estela de sus necesidades específicas.

El suicidio, un tsunami que arrasa con las ganas de vivir

Diversos estudios de fundaciones y asociaciones relativos han puesto de manifiesto que la conducta suicida está incrementando entre la población, indiferente a la edad, sexo o colectivo afectado. Un disparo que subraya la necesidad de aumentar los mecanismos de prevención contra este acto que pone fin a la vida, por motivos psicológicos y de salud mental.

Es el caso de la alerta lanzada por la Fundación de Ayuda a Niños y Niñas y Adolescentes en Riesgo, que en su informe difundido hace meses, constató que las llamadas recibidas en su teléfono de prevención, ideación o intento de una conducta suicida se han multiplicado casi por 20, y solo en la última década, mientras que las relacionadas con autolesiones lo han hecho por 56.

O de la petición del propio congreso de los Diputados lanzado también hace meses, donde se instó a desarrollar medidas de sensibilización con las CCAA, así como proporcionar información, fomentar la concienciación que visibilicen el problema del suicidio y lo hagan ver como un problema de salud pública, amén de que reduzcan el estigma social asociado y favorezcan la prevención de la conducta suicida.

En este sentido, el pasado abril, un panel de expertos expuso ante el Senado que once personas se suicidan cada día en España y 220 lo intentan; un acto que posee además una curva de suicidio al alza que casi alcanza unas cifras dramáticas como la del 2020, año en el que se produjeron 4.000 fallecimientos, aproximadamente, o la del 2021, donde un 3 por ciento de niños y adolescentes estuvieron a merced de pensamientos suicidas.

Por todo ello, el 024 tiene como fin abordar con profesionalidad esta problemática de talla mundial y mental; ¿cómo? Atendiendo a la ansiedad, a las crisis, a la depresión y a los demás problemas de salud mental, bajo el firme propósito siempre de abordar correctamente la prevención de la conducta suicida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí